horizontal rule

Centro Holístico Nahualkuma

horizontal rule

Cáncer
Haciendo click en el título podrás leer el texto

(textos extraídos de www.consumer.es, www.prama.com.ar y otras )

bulletFactores de riesgo de cáncer
bullet Los alimentos en la prevención del cáncer de mama
bullet auto-examen de las mamas
bulletUso del corpiño
bulletPapel de la dieta en la prevención del cáncer
bulletRelación Dieta-Cáncer
bulletTécnicas para reprogramación ver Con la Vida de Nuevo
bulletSemillas de damasco y cáncer
bullet Vision alternativa frente a padecimientos "incurables"
bullet Reflexiones sobre el Ca de mama
bulletLa Soja y el Cáncer de mama
bulletLas Isoflavonas y el cáncer
bulletVitamina D en el Ca de próstata
bulletEl Cáncer de que se alimenta?
bullet Salud hepática en la prevención del cáncer de mama
bulletLos pensamientos curan más que los medicamentos

                                             www.nahualkuma.com.ar

 

Los pensamientos curan más que los medicamentos  Entrevista a Bruce Lipton

El científico Bruce Lipton reclama una nueva medicina, la que tenga en cuenta la energía por su capacidad para curar. Nos dan medicamentos para la enfermedad, pero esto causa muchos problemas en el cuerpo. Porque esta medicina basada en la farmacología no entiende cómo está interrelacionada toda la bioquímica del organismo. Cuando tomo una pastilla química y la introduzco en mi cuerpo, no solo afecta a aquel lugar donde tengo el problema, sino que afecta a muchas otras cosas a la vez. Son los llamados “efectos secundarios”. Pero, en realidad, no son secundarios sino directos. No entienden que el efecto de las drogas no solo crea un efecto sino múltiples. Según las estadísticas en EEUU, ¡los fármacos matan allí a más de 300.000 personas cada año! Hay algo que no funciona en la ciencia médica. Hace algunas cosas bien, como la traumatología, pero está matando a mucha más gente de la que ayuda.

¿Y qué ha descubierto sobre las células pero que no tiene en cuenta la medicina?Yo ya trabajaba con ellas en los años 60. Fui un pionero porque en esa época había muy poca gente trabajando en ello. Y un experimento que hice en esa época cambió la idea que tenía del mundo. Entonces, la pregunta es muy sencilla, ¿qué controla el destino de las células? Todas eran idénticas, lo único que era diferente era el entorno. Cuando cojo células sanas y las coloco en un entorno nocivo, la células enferman y mueren. Si un médico las mirara, diría: “¿Qué medicina hay que darles?” ¡Pero no hace falta ninguna medicina! Les cambias el entorno nocivo, las colocas en uno sano y saludable y las células sanan. Los humanos somos una comunidad de 50 trillones de células, por tanto, la célula es el ser viviente y la persona es una comunidad.

¿Cuál es el entorno de la célula que hay que cuidar?Dentro de mí hay 50 trillones de células y el entorno celular para nosotros es la sangre, por ello la composición de la sangre cambia el destino de la célula. ¿Y qué controla la sangre? Pues el sistema nervioso, que crea una química diferente según el sistema exterior. La célula y el ser humano son la misma cosa.Por tanto, la medicina culpa a las células por la enfermedad y trata de cambiar la química de las células, pero ese no es el problema, el problema es el entorno. Y si cambias a la persona de entorno, sin medicamentos, el cerebro cambia la química. El cerebro de la célula y el de la persona leen y entienden el entorno.

En un entorno sano, ¿nos curamos automáticamente? ¿Así de fácil? No es tan fácil, porque la mente interpreta. Puede suceder que estemos en un entorno muy sano y que la mente lo lea como un entorno negativo o perjudicial. Entonces crea una química que hará a mi cuerpo enfermar. La diferencia entre la célula y el ser humano es que este tiene una mente que hace una interpretación y la célula lee el entorno directamente. Si metes un programa con errores en la mente, entonces la química que genera no está en armonía con la vida. Y esto nos sirve para entender cómo funciona un placebo. Cambio mi creencia y pienso que esto me va a sanar, tomo una píldora porque creo que esto me va a traer salud, y me mejora y me sana, pero la píldora podría ser de azúcar, en realidad no ha hecho nada, han sido mis creencias. Y a eso lo llamamos pensamientos positivos y efecto placebo.

¿Está diciendo que el efecto placebo “creer que algo nos sanará” es más curativo que un medicamento? Pero no hay casi investigaciones sobre eso. Sí, tienes razón. ¿Eres consciente de que hay más de una manera de hacer energía sin tener que depender del petróleo? Pero seguimos dependiendo del petróleo porque no interesa el cambio a los que controlan la energía. Lo mismo pasa con las empresas farmacéuticas. Venden fármacos y ¿poder sanar sin fármacos es bueno o malo para la industria farmacéutica? No quieren que sanes sin comprar sus fármacos.

¿Se puede poner energía en una cápsula?Si fuera así, las farmacéuticas intentarían vendértela. Si puedo sanar sin usar medicamentos, la industria que los produce no gana dinero. El dinero controla la ciencia.

Explíquenos cómo funciona ese poder que dice que tiene la mente para la autocuración.

He hablado de que la mente controla: si piensa de una manera, se va en una dirección y, si piensa de otra, se va en otra. Por ejemplo, cierro los ojos, los abro y veo a alguien a quien amo. Entonces mi cerebro segrega dopamina, oxitocina, etc. Lo puedo sentir en mi cuerpo, puedo sentir el amor, y esa química trae salud a las células. Por eso, quien se enamora se siente tan bien. Pero si abro los ojos y veo algo que me asusta, segrego hormonas del estrés. Y estas hacen dos cosas.

La primera es que frenan el crecimiento del cuerpo. Porque si me está persiguiendo un león, necesito toda la energía para poder escaparme, y mi organismo apaga todo lo que no sea imprescindible para correr más rápido, así que se paraliza todo lo que tiene que ver con el crecimiento. La gente no lo sabe, pero tienes que crecer todos los días, porque, si no, te mueres. Cada día cientos de billones de células mueren y tienes que ir produciendo nuevas. Cada tres días, el sistema digestivo renueva sus células, pero si se interfiere con ese crecimiento, entonces no puedo estar sano porque estoy perdiendo demasiadas células al día, por eso la quimioterapia hace que se caiga el pelo y crea problemas de digestión, porque mata todas las células, no solo las del cáncer. La segunda consecuencia de las hormonas del estrés es que se cierra todo aquello que usa energía, y el sistema inmunitario usa muchísima energía: cuando estás enfermo, te sientes muy cansado porque tu energía la está usando el sistema inmunitario.

Explíquenos qué es la medicina cuántica o medicina de la energía. Las hormonas del estrés apagan el sistema inmunitario, incluso la medicina usa este efecto en algunas ocasiones. Por ejemplo, si me trasplantaran un corazón, mi sistema inmunitario lo rechazaría. En esos casos, los médicos dan hormonas del estrés y eso impide que funcione el sistema inmunitario. Es tan claro que suprime el sistema inmunitario que lo usamos como un medicamento. Cuando la persona está bajo estrés, afecta de dos maneras: la primera es que deja de haber crecimiento y la segunda es que se apaga el sistema inmunitario.De esta forma, virus nocivos pueden atacarme fácilmente. Cuando estás bajo mucho estrés, te enfermas. Y debo decir que, si tomamos una muestra de sangre de cada persona, descubrimos que todos tenemos células cancerígenas. Las tenemos siempre, pero si está funcionando el sistema inmunitario, no pueden crecer. Una vez que se apaga el sistema inmunitario, proliferan. Es como el catarro: no tienes que coger el virus, ya lo tienes dentro. Son organismos oportunistas.

Como decía, la primera razón por la que la medicina de hoy es cuestionable es porque los médicos no saben cómo funcionan las células. La segunda es que la medicina está basada en la física de Newton. No reconoce la energía, esa parte invisible, las señales electromagnéticas. Pero, a principios del siglo XX, apareció la física cuántica, que dice que todo es energía, lo que podemos ver y también lo invisible.

Si miras dentro del átomo, hay electrones, protones, neutrones.¿Y qué hay dentro?

Energía. La ciencia más reciente indica que el cuerpo responde a la física cuántica, no a la newtoniania. La medicina dice que quiere cambiar la química del organismo con drogas y la nueva medicina dice que hay que cambiar la energía. Y esta nueva medicina, la cuántica, es mucho más poderosa, porque responde primero el campo energético que el físico. Y eso enlaza con la física cuántica. Si todo es energía, ¿los pensamientos también? ¿Cómo influyen en nuestra salud? La mente es energía. Cuando piensas, transmites energía, y los pensamientos son más poderosos que la química. Así que esto es peor para las empresas farmacéuticas porque no lo pueden vender. Por tanto, no les interesa una conexión entre la mente y el cuerpo. Pero es cierto que las propias creencias se convierten en un campo energético, una transmisión, y esta se transforma en una señal que es capaz de cambiar el organismo. Y así es como funcionaba la sanación antes del desarrollo de la medicina. La gente sanaba con los chamanes, con las manos… pero eso no puede vender y por eso la medicina no quiere ir por ese camino. Y es la razón por la que yo cambié mi carrera. Estaba enseñando en la universidad que hay que seguir con drogas y sabía que eso no era verdad.

La medicina lo conoce, pero no habla de ello. Sabe que el pensamiento positivo, el placebo, puede sanar, y también que el pensamiento negativo puede matar. En realidad, no es que sea positivo o negativo, es la manera de pensar. Si el médico te dice que tienes cáncer, aunque no tengas cáncer, si lo crees, crearás la química que generará cáncer.Por tanto, el problema no es tanto el entorno real sino el que tú interpretas. Por eso no funciona la medicina, porque no reconoce la ciencia cuántica. No mira hacia ahí porque el dinero está en otro lado. Usted ha explicado que, en la mente, quien realmente tiene el poder es el subconsciente, ¿por eso es tan difícil cambiar hábitos de pensamiento? Es millones de veces más poderoso y más importante que la mente consciente. Utilizamos el subconsciente el 95 por ciento del tiempo. Pero no lo podemos controlar.

Lo puedes reprogramar. La información del subconsciente se recibe en los primeros seis años de vida. Eso que aprendiste en esos años se convierte en el conocimiento fundamental de tu vida. Por tanto, hay muchos estudios que demuestran que las enfermedades que tenemos de adultos, como el cáncer, tienen que ver con la programación y el entorno que vivimos en los primeros seis años de vida.Es decir, los niños absorben también sus enfermedades o sus actitudes negativas, y así se “programa” su subconsciente. ¡Qué gran responsabilidad para los padres! La gente, cuando oye esto, se preocupa, se culpa. Pero no eres culpable si tú no sabes que el subconsciente funciona así. No lo sabían nuestros padres, ni nuestros abuelos ni bisabuelos. Ahora bien, cuando lo entiendes, tienes que cambiar tu manera de vivir, porque entonces sí eres responsable. Está demostrado que si un niño adoptado vive en su familia casos de cáncer, en su madurez puede padecer cáncer aunque su genética sea diferente. Si te enseñaron a maltratar tu cuerpo con mala información, destruirás el vehículo de tu cuerpo, cuyo conductor es la mente. El futuro es una mejor educación para los niños, incluso en la etapa prenatal.

¿Podemos reprogramar el subconsciente para estar más sanos o ser más felices con nuestra vida? 
Los comportamientos que vienen del subconsciente no los percibes y pueden estar haciéndote daño. Quizás te sientes enfermo y echas la culpa a otra cosa. Al cambiar estos programas erróneos en el subconsciente, puedes recrear toda tu vida. Hay varias maneras de hacerlo. Se piensa que, cuando la mente consciente registra algo, la subconsciente también filtra esa informacion, pero no es así. La mente consciente es creativa y la subconsciente trata de todos los hábitos. Si le enseñas al subconsciente algo diferente, se lo enseñas también a la consciente, pero no al revés. Por ello, la manera de reprogramar es repetir y repetir hasta que se crea un hábito. Si leo un libro de autoayuda, mi mente consciente dice: “Sé todo lo que hay en el libro y lo aplico”, pero la subconsciente no se entera de nada. Entonces, piensas: “¿Por que sé tanto y todavía mi cuerpo no funciona?”. Los pensamientos positivos, el conocimiento… solo funcionan el 5% del tiempo, pero el 95% son los hábitos que tengo desde mi niñez. Y esa es la razón por la que los pensamientos positivos no son suficientes.

Ayudan, pero no ves muchos resultados. Todo sigue igual hasta que no cambias el subconsciente.Absolutamente, sí. No hay dos personas iguales, y lo digo desde el punto vista biológico. Si cojo mis celulas y las tralado a tu cuerpo, no soy yo, el sistema inmunitario las rechaza. En las células hay como una especie de antenas en miniatura. Son receptores y algunos son autorreceptores. Tú tienes diferentes autorreceptores a los míos. Pero los receptores reciben las señales del entorno. Si corto esos receptores, la célula no tiene ninguna identidad, porque no le viene de dentro sino de fuera. Para explicarlo de forma gráfica, diría que el cuerpo es como un televisor: mis antenas captan y reproducen el programa televisivo de Bruce. Esos receptores recogen esa transmisión. Si estoy viendo la tele y se estropea el tubo de la imagen, ha muerto el televisor, pero sigue la transmisión. Si ese ser tiene los mismos receptores que tienes tú, volverás a estar trasmitiendo lo mismo, pero en otro cuerpo. Esto explica la reencarnación y quiere decir que el cuerpo puede ir y venir, pero la transmisión siempre está ahí.

Nunca había creído en el espíritu, pero cuando comprobé esto en la célula, me cambió la vida entera. La pregunta que me planteé es: ¿por qué esa duplicidad?, ¿por qué tener un espíritu y un cuerpo? Y la respuesta vino de mis células: si solo existiera el espíritu, ¿a qué sabe el chocolate? Solo con la parte espiritual, ¿cómo vivir una puesta de sol? ¿Qué se siente cuando se está enamorado? Todas esas sensaciones vienen de las células del cuerpo, que puede oler, sentir, tener experiencias. Recoge todo eso, lo transmite al cerebro. Se convierte en vibraciones y lo transmite a la fuente del ser.Si se muere mi cuerpo, mi fuente de ser y mi espíritu tienen la memoria hasta que tenga otro cuerpo. La lección más importante es que estar vivo es un regalo, una alegría por todo lo que podemos sentir. Cuando hagamos eso, todo el mundo estará sano. Por Montse Cano

Factores de riesgo de Cáncer

El término riesgo se refiere a la probabilidad de que un evento indeseado ocurra. Desde el punto de vista epidemiológico, el término es utilizado para definir la probabilidad de que individuos sin una cierta enfermedad, pero expuestos a determinados factores, adquieran esta molestia. Los factores que se asocian al aumento de riesgo de contraer una enfermedad son llamados factores de riesgo. Contrariamente, hay factores que confieren al organismo la capacidad de protegerse contra la adquisición de determinada enfermedad,  y son llamados factores de protección. La interacción entre los factores de riesgo y de protección a que las personas están sometidas puede resultar, o no, en la reducción de la probabilidad de que enfermen. Dos puntos deben ser enfatizados con relación a los factores de riesgo:

 - primero, que el mismo factor puede ser de riesgo para varias enfermedades (por ejemplo, el tabaquismo, que es el factor de riesgo de diversos cánceres y de enfermedades cardio-vasculares y respiratorias);

- segundo, que varios factores de riesgo pueden estar envueltos en la génesis de una misma enfermedad, constituyéndose en agentes causales multiplos.

La multicausalidad es una ocurrencia comun en la carcinogenesis, y puede ser ejemplificada por la asociación verificada entre álcohol, tabaco y residencia en zona rural y el cáncer de esófago; o entre álcohol, tabaco, mate, asado y  la cocción de alimentos en fogones de leña y el cáncer de la cavidad bucal. En estas asociaciones, los factores de protección determinados serán, respectivamente, el consumo de frutas y el consumo de frutas cítricas y vegetales ricos en carotene.

Los factores de riesgo pueden encontrarse en el ambiente físico, heredados o representar hábitos o costumbres proprias de un determinado ambiente social y cultural. No siempre la relación entre la exposición a un factor de riesgo y el desarrollo de una enfermedad es reconocido facilmente, especialmente si se presume que la relación se de con comportamientos sociales comunes (el tipo de alimentación, por ejemplo).

En las enfermedades crónicas, las primeras manifestaciones pueden surgir después de muchos años de exposición única (la radiaciones ionizantes, por ejemplo) o contínua (radiación solar o tabaquismo, por ejemplo) a los factores de riesgo.  Por eso, es importante considerar el concepto de período de latencia, esto es, el período de tiempo compreendido entre la exposición al factor de riesgo y el surgimento de la enfermedad. Los estudios de factores de riesgo, aislados ou combinados, han permitido estabelecer relaciones de causa-efecto entre ellos y determinados tipos de cáncer.

 Factores de riesgo de naturaleza constitucional

 Son raros los casos de cánceres que se deben exclusivamente a factores hereditarios, familiares y étnicos, a pesar de que el factor genético ejerce un importante papel en la oncogenesis. Un ejemplo son los individuos portadores de retinoblastoma que, en  un 10% de los casos, presentan una historia familiar de este tumor. Algunos tipos de cáncer de mama, estómago e intestino parecen tener un fuerte componente familiar, sin embargo no se puede apartar la hipótesis de una exposición de los miembros de la família a una causa comun. Determinados grupos étnicos parecen estar protegidos de ciertos tipos de cáncer, la leucemia linfocítica es rara en orientales, y el sarcoma de Ewing es mucho mas raro en negros.

  Factores de riesgo de naturaleza ambiental

 La mayoria de los casos de cáncer (80%) está relacionada al medio ambiente, en el cual encontramos un gran número de factores de riesgo. Entiendese por ambiente al medio en general (agua, tierra y aire), el ambiente ocupacional (industrias químicas y afines, campos electromagnéticos, líneas de alta tensión),  el ambiente de consumo (alimentos, medicamentos) y el ambiente social y cultural (estilo y hábitos de vida). Los cambios provocados en el medio ambiente por el propio hombre - los "hábitos" y el "estilo de vida" adoptados por las personas - pueden determinar diferentes tipos de cáncer.  Constituyesen en factores de riesgo de naturaleza ambiental el Tabaquismo, los Hábitos Alimenticios, la Radiación, el Alcoholismo, Medicamentos, Hábitos Sexuales y factores Ocupacionales.

  Fuente: diario  O Globo de Brasil

Los Alimentos en la Prevención del Cáncer de mama

Algunos de los factores de riesgo en la aparición del cáncer de mama son las dietas ricas en grasa y la obesidad. Se sabe que el factor con mayor influencia en la aparición del cáncer de mama es el hecho de que algún familiar haya padecido esta enfermedad, sin embargo existen otros factores que también podrían influir en la aparición del cáncer como la edad, la exposición a radiaciones, la utilización de anticonceptivos orales, así como las dietas ricas en grasa y la obesidad.

La influencia de la obesidad La mayoría de factores que influyen en la aparición del cáncer de mama no son controlables, como por ejemplo el genotipo o los antecedentes familiares. Hay otros factores que son no modificables como la edad a la que se tiene la primera menstruación, el número de embarazos y la edad en la que la mujer se queda embarazada o la edad en la acontece la menopausia. Sin embargo, existe un factor que sí es controlable y que también influye en la aparición de este tipo de cáncer como es el caso del exceso de peso y los hábitos de alimentación. En un estudio publicado en la revista del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, se llega a la conclusión de que la obesidad hace que aumente la cantidad de estrógenos presentes en la sangre, lo que incrementa el riesgo de padecer cáncer de mama en mujeres posmenopáusicas.

Por otra parte, un estudio realizado por expertos de la Unidad de Nutrición de Cambridge, afirma que las mujeres que siguen una dieta con un contenido excesivo de grasas tienen mayor riesgo de padecer cáncer de mama que aquellas cuya dieta contiene menor proporción de este nutriente. La subdirectora de la Unidad de Nutrición Sheila Bingham, explicó que este efecto podría estar relacionado con la ingesta de grasas, en concreto de grasas saturadas presentes sobretodo en alimentos como la mantequilla o la nata, los lácteos enteros, carnes y algunas galletas y pasteles. Sin embargo, en el estudio también se reconoce que es complicado conocer la relación directa entre la alimentación y el cáncer, aunque sí se sabe que es importante llevar a cabo una alimentación sana y equilibrada para poder reducir el riesgo de padecer dicha enfermedad.

El efecto protector de algunos alimentos

Un estudio llevado a cabo por el Instituto Omega 3 revela que el consumo de aceite de oliva virgen puede prevenir algunos tipos de cáncer, entre ellos el de mama. Según las investigaciones, el aceite de oliva virgen consumido de forma habitual hace que se generen patrones hormonales que no estimulan los procesos cancerígenos. Además estos patrones generan menores niveles de hormonas relacionadas con el desarrollo de ciertos tumores. Existen además otros compuestos en los alimentos que también ejercen un efecto protector como es el caso de los antioxidantes. Las sustancias antioxidantes engloban a un grupo de vitaminas, minerales, colorantes naturales y otros compuestos presentes sobre todo en vegetales. Todas estas sustancias presentan la propiedad de bloquear el efecto dañino de los radicales libres, sustancias que ocasionan efectos negativos para la salud ya que son capaces de alterar el ADN (genes), las proteínas y las grasas. Con los años, los radicales libres pueden producir una alteración genética sobre las células de nuestro cuerpo contribuyendo a aumentar el riesgo de cáncer. La mayor parte de las sustancias antioxidantes se encuentran en alimentos de origen vegetal, de donde se deduce el efecto beneficioso para la salud que presentan algunos alimentos como frutas, verduras, legumbres y cereales integrales. Sin embargo, aunque una dieta que incluya este tipo de alimentos pueda proteger al organismo frente a algunos tumores, se necesitan también otras medidas para reducir el riesgo de padecer cáncer de mama.

Las cualidades de la soja Dentro del grupo de las sustancias con acción antioxidante se encuentran las isoflavonas, también denominadas fitoestrógenos, presentes en la soja y derivados; como también en las hierbas: alfalfa, diente de león y trébol. Su ingesta está relacionada con un menor riesgo de padecer osteoporosis, enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer dependientes de hormonas, como es el caso del cáncer de mama.  Poseen actividad estrogénica, es decir, se comportan de modo similar a los estrógenos humanos, motivo por el que su consumo mejora los síntomas asociados a la menopausia femenina (sofocos, pérdida de masa ósea, etc.).Durante el periodo fértil de la mujer, la sobre exposición a los estrógenos humanos constituye uno de los factores de riesgo para desarrollar cáncer de mama o cualquier otro tipo de cáncer dependiente de hormonas. Si estas hormonas humanas presentan niveles demasiado elevados pueden provocar la división de las células, seguido de un crecimiento incontrolado de las mismas, es decir cáncer. Los fitoestrógenos presentes en la soja, son estrógenos de origen vegetal y poseen una acción notablemente más débil a la que presentan los estrógenos humanos, por lo que son susceptibles de reducir el riesgo de que tenga lugar un proceso de división celular. Esta comprobado que en países en los que el consumo de soja está muy extendido, el riesgo de padecer cáncer de mama disminuye. Concretamente en Japón, donde se ingiere aproximadamente entre 20 y 50 miligramos de estrógenos vegetales al día, el riesgo de padecer cáncer de mama es de cinco a ocho veces menor que en los países en los que su consumo es de alrededor de 1 miligramo al día.

Uso del Corpiño

       Usas brasier todo el día, incluso cuando estás en casa? Duermes con brasier?

Creo que todas deberíamos desembarazarnos del brasier después de leer este artículo.

Durante años, decenas de artículos que estudiaban las causas del cáncer de mama señalaban a una mala dieta y a la falta de ejercicio como los principales culpables de la enfermedad que ha matado al mayor número de mujeres en las últimas dos décadas.

Dichos estudios habrían sido Creíbles de no ser por mujeres como Linda McCartney, vegetarianas totales y amantes del ejercicio que también fueron infortunadas víctimas del cáncer de mama.

Quizá el artículo más convincente que haya leído sobre el asunto es el que relaciona al cáncer de mama con el uso del brasier.

En 'Bra and Breast Cancer Study' (Estudio de cáncer de mama y el brasier) de los Estados Unidos, se descubrió que las mujeres con cáncer de mama tenían antecedentes de uso de brasieres más apretados y por más tiempo que las mujeres que no habían desarrollado (todavía) la enfermedad.

De hecho, todas las mujeres con cáncer usaban brasier por más de 12 horas diarias.
Cuando una mujer usa un brasier apretado, sus pechos se oprimen y se cierran las vías del pecho a los nódulos linfáticos, lo que provoca la acumulación de líquidos, blandura del tejido y la formación de quistes.

Nuestro cuerpo desecha las toxinas a través de las vías linfáticas. Sin embargo, un pecho constreñido por un brasier ajustado no puede realizar este proceso de limpieza, lo que deriva en anulación de toxinas en los senos.

Los brasieres hacen que los pechos se vuelvan más débiles y esmirriados, porque el pecho se hace dependiente del soporte artificial del brasier y el cuerpo pierde su habilidad por sostener al pecho por sí mismo.

Esta es la razón por la que muchas mujeres se sienten incómodas sin el brasier.
Entonces, ¿cuál es la solución al cáncer de mama?

¡NO USES UN BRASIER APRETADO!

Y de preferencia, duerme sin brasier. Existe un lapso de tiempo alentador de recuperación de la enfermedad del seno fibroquístico: de diez días a dos semanas sin usar brasier.

¡Muchas mujeres han dejado el brasier y han dejado constancia de una mejora milagrosa en su salud!  

La quema de brasieres ya no es un acto feminista: ahora es una batalla entre la vida y la muerte.

Debemos hacer que otras mujeres sean conscientes de los peligros de usar brasier.

Pablo Camacho Ferman
G I N E C O L O G O
Laguna de Hormigas 1107- San Felipe Quinta Etapa- Chihuahua 31240  - México
(614) 413-3351- (614) 414-3177 - (614) 427-0764

 

Papel de la dieta en la prevención del cáncer
La modificación de los hábitos alimentarios es un elemento básico como estrategia de prevención de esta enfermedad. Las recomendaciones dietéticas que han ido surgiendo en relación con la prevención del cáncer están basadas en la realización de una alimentación saludable y equilibrada que, además de ayudar a prevenir la aparición de diferentes enfermedades, contribuya a mejorar la calidad de vida de la población general.
La influencia de la alimentación
Numerosos estudios demuestran la relación que existe entre los hábitos alimentarios y la aparición de cierto tipo de cánceres. Se ha demostrado que en torno a un 35% de los casos de cáncer están relacionados con una dieta incorrecta. Hoy en día se sabe que existen determinados alimentos involucrados en la aparición de esta enfermedad, del mismo modo que existen muchos otros que poseen un acción protectora frente a la misma. Los expertos señalan que cantidades elevadas de grasa en la dieta contribuyen a aumentar el riesgo de aparición de algunos tipos de cánceres como el de mama, intestino o próstata, sobre todo cuando se trata de ciertos tipos de ácidos grasos, en concreto los saturados (lácteos enteros y grasas lácteas, la mayoría de las carnes y sus derivados, aceites de coco o palma, etc.). Es importante tener en cuenta que por lo general, cuando se consume una cantidad elevada de este tipo de grasas, también tiene lugar un consumo excesivo de proteínas de origen animal, azúcares, mientras que la cantidad de fibra ingerida suele ser deficiente.
La importancia de una dieta equilibrada Llevar a cabo una alimentación sana y equilibrada que siga las bases de la dieta mediterránea, además de contribuir a la prevención de ciertos tipos de enfermedades, entre ellas el cáncer, ayuda a mejorar la calidad de vida de cualquier persona, tanto sana como enferma.
Frutas y verduras
La ingesta adecuada de estos alimentos es fundamental para una buena salud por su aporte de vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes. Se aconseja incluir cada día al menos 400 gramos de cada uno de estos alimentos; es decir, de frutas y de verduras. Conviene elegirlas con variedad e incluir cítricos, coles, tomate, cebolla y ajo, etc., ya que todas ellas contienen sustancias con interesantes funciones protectoras para el organismo.
Farináceos: cereales, legumbres y patatas
La mitad de la energía de la dieta debe provenir de alimentos como la pasta, el pan, el arroz, las legumbres y las patatas, todos ellos alimentos ricos en hidratos de carbono complejos (almidón) y pobres en grasa. Respecto a aquellos alimentos que son ricos en hidratos de carbono simples o azúcares (azúcar, mermelada, dulces, bollería...), se aconseja consumirlos con moderación.
Carnes, pescados y sus derivados
Es preferible consumir pescado o aves de corral frente a carnes rojas, ya que por lo general son más grasas y ricas en ácidos grasos saturados, así como lácteos parcial o totalmente desnatados en detrimento de los enteros.
Así mismo conviene limitar el consumo en exceso de carnes y pescados ahumados, a la parrilla o a la brasa, por su contenido de sustancias potencialmente nocivas que pueden contribuir a la aparición de tumores (el ahumado natural o cuando la grasa funde sobre las ascuas en una parrilla o brasero, provoca la formación de sustancias cancerígenas, de ahí que se recomiende un consumo ocasional y razonable de este tipo de alimentos).
La sal: de los alimentos y como condimento
Se aconseja que la ingesta de sal como condimento no sea superior a los 6 gramos al día y reducir la cantidad y frecuencia de consumo de los alimentos más ricos en sodio (conservas, ahumados, salazones, etc.). Estudios epidemiológicos internacionales sugieren que poblaciones que consumen dietas ricas en alimentos ahumados, salados y adobados, presentan mayor incidencia de cáncer de esófago y estómago.
El alcohol
El consumo en exceso de alcohol se relaciona con mayor riesgo de cáncer de cavidad bucal, laringe, esófago, colon y recto. El alcoholismo interfiere en el estado nutricional del individuo, implica la carencia o depleción de ciertas vitaminas y minerales y es capaz de modificar la repuesta de nuestro sistema inmunológico haciéndolo más vulnerable frente al cáncer.

Técnicas culinarias: cocinar los alimentos
Hay que tener en cuenta que además de los alimentos que forman parte de la dieta es importante el modo en que éstos se cocinan. A modo de ejemplo en la fritura se ha de controlar la temperatura del aceite y evitar que este se sobrecaliente o llegue al punto de humo, ya que si no es así se forman sustancias nocivas y potencialmente cancerígenas. En este sentido se recomienda el aceite de oliva ya que es el que mejor resiste las altas temperaturas sin descomponerse.

Una vida más sana
Es importante evitar el exceso de peso llevando a cabo una alimentación equilibrada junto con la realización regular de ejercicio físico, teniendo en cuenta las limitaciones individuales.
Conviene moderar el consumo de alcohol en caso de que exista el hábito.
No fumar y evitar la exposición prolongada al sol también contribuye a prevenir la aparición de algunos tipos de cáncer, sin olvidar la conveniencia de visitar periódicamente al médico, dado el papel tan importante que juega la detección precoz de la enfermedad a la hora de luchar contra ella.

Relación Dieta- Cáncer

Una dieta equilibrada, la mejor prevención

El 35% de las patologías cancerígenas se vinculan con el régimen alimenticio, por lo que su cuidado adquiere una gran relevancia.

La relación entre el cáncer y la alimentación es un hecho. Aunque sus límites no están aún muy definidos, en la década de los 80 se estableció que en torno al 35% de los cánceres tenían su origen o estaban vinculados con la alimentación. A partir de entonces se han multiplicado los estudios en la materia y en 1997 se publicó un exhaustivo informe titulado “Alimentos, nutrición y prevención del cáncer: una perspectiva global”, publicado por el Fondo Internacional para la Investigación del Cáncer y el Instituto Americano para la Investigación del Cáncer. En él se estableció que la adopción de unos hábitos alimentarios más sanos puede reducir el número de casos anuales en todo el mundo entre un 30% y un 40%. Si a ello se le suma el dejar de fumar, los porcentajes de reducción pasarían al 60%-70%.

Asociación entre dieta y cáncer

No resulta fácil determinar con exactitud la asociación entre la alimentación y el cáncer. Los hábitos alimentarios son muy distintos de unos individuos a otros, y también lo es el modo en que cocinamos y conservamos los alimentos. Además, hay que considerar otras variables relacionadas con el origen o desarrollo del cáncer, como el tabaco u otras sustancias a las que estamos expuestos, ya sea en nuestro trabajo -humo de soldadura, gases de pinturas o barnices, etc.- o en el lugar en el que vivimos -contaminación medio ambiental-, sin olvidar la propia genética. Por ello, al establecer la relación entre dieta y cáncer, por el momento se habla de asociaciones “convincentes”, “probables” o “posibles”.

Es “probable” que el abuso con la carne incremente el riesgo de cáncer de colon y recto

A modo de ejemplo se considera que las verduras poseen un papel protector “convincente” frente al cáncer de boca y faringe, esófago, pulmón, estómago, colon y recto; “probable” frente al de laringe, páncreas, mama y vejiga, y “posible” frente al de hígado, ovario, endometrio, cuello del útero, próstata, tiroides y riñón. Por el contrario, se considera que las dietas muy calóricas o ricas en grasa y proteínas, cocciones como la barbacoa o la parrilla, el abuso del alcohol y de la carne, de ahumados y de la sal, así como la obesidad aumentan el riesgo de esta enfermedad. En particular se cree que es “probable” que el abuso con la carne incremente el riesgo de cáncer de colon y recto, y que es “posible” que lo haga frente a los de páncreas, mama, próstata y riñón.

Componentes “protectores” de los alimentos

Fibra: un consumo elevado de fibra a partir de la ingesta de frutas, verduras, panes y cereales integrales y legumbres resulta beneficioso. Ayuda a reducir el riesgo de cánceres localizados en el tubo digestivo y los dependientes de hormonas -mama, endometrio y próstata-.

Vitaminas: una dieta variada rica en frutas y verduras deviene fundamental. La ingesta de vitamina A, de beta-caroteno y otros carotenoides -sustancias naturales que dan a los vegetales tonos amarillos, anaranjados y rojizos, en ocasiones enmascarados por el verde de la clorofila-, desempeñan un papel protector frente a ciertos cánceres. Sus principales fuentes son la leche y sus derivados, la yema, vísceras como el hígado y, en cuanto a la pro-vitamina A, las hortalizas y las frutas.

La vitamina C ayuda a reducir el riesgo de cánceres de mama, cuello uterino, intestino, pulmón, boca, esófago y estómago. Sus fuentes alimentarias más importantes son las frutas (cítricos, kiwi, fresas, melón, etc.) y las hortalizas. La vitamina E o tocoferol también ayuda a reducir el riesgo de cáncer y sus principales fuentes en la dieta son los aceites vegetales de primera presión y los productos elaborados con ellos (oliva, girasol, soja...), los frutos secos, los cereales de grano entero y el germen de trigo.

Minerales: se considera que el selenio ayuda a reducir el riesgo de leucemia, cáncer de colon, recto, pulmón, mama y ovario. Algunos estudios sugieren que niveles bajos de cinc se asocian con incidencias más altas de cáncer de esófago y pulmón. En cuanto al yodo, su carencia en la dieta parece tener relación con un mayor riesgo de cáncer del tiroides y el de mama. Los requerimientos de estos nutrientes se cubren con una dieta variada y equilibrada.

Agentes fitoquímicos: se trata de sustancias propias de plantas que se encuentran en vegetales, legumbres y cereales, hortalizas y frutas, pero en especial en las coles, los pimientos, los tomates, la zanahoria, el ajo, la cebolla, la piña, los frutos silvestres y los cítricos. La soja contiene lo que se conoce como isoflavonas, también llamadas fitoestrógenos, sustancias que ejercen un papel protector frente al cáncer de mama.

Decálogo de recomendaciones para prevenir el cáncer

Las recomendaciones dietéticas que han ido surgiendo sobre la prevención del cáncer se basan en una alimentación equilibrada que, además, contribuye a mejorar la calidad de vida de la población general.

Alcanzar o mantener un peso saludable mediante la dieta.

Incluir un mínimo de 400 gramos de hortalizas y de frutas diarias variadas. Algo de verdura como primer plato o ingrediente de los segundos, una ensalada y 3 frutas al día.

Comer diariamente cereales (preferiblemente los integrales), legumbres y patatas, y limitar el consumo de azúcar común o azúcar blanquilla. Se aconseja el salvado de trigo.

Consumir pescado o aves (de 3 a 4 veces por semana) y reducir la frecuencia de consumo y la ración de carnes a 120-130 gramos por persona (de 3 a 4 veces por semana).

Tomar con regularidad productos lácteos moderados en grasa (desnatados o semidesnatados).

Moderar el consumo de alcohol. En el caso de las mujeres, limitar a un vaso o un botellín pequeño la ingesta diaria de bebidas alcohólicas de baja graduación como cerveza, sidra o vino, y a dos unidades en el caso de los hombres. La combinación de alcohol y tabaco aumenta el riesgo de cáncer bucal, de laringe y de esófago.

Reducir el consumo de las carnes más grasientas y de los derivados cárnicos (embutidos, fiambre y patés...).

No abusar de alimentos salados y restringir la sal en la cocina y en la mesa. Su consumo total debe ser inferior a 6 gramos al día.

Limitar los alimentos ahumados y adobados caseros. El ahumado natural provoca la formación de sustancias cancerígenas. Estudios epidemiológicos internacionales sugieren que las poblaciones que consumen dietas ricas en alimentos ahumados, salados y adobados, presentan mayor incidencia de cáncer de esófago y estómago.

Seguir métodos de cocción adecuados.

Freír los alimentos a la temperatura adecuada, desechar el aceite sobrecalentado y no reutilizarlo varias veces. Se recomienda el aceite de oliva (es el que mejor resiste las altas temperaturas sin descomponerse).

No abusar de la parrilla o la barbacoa porque cuando la grasa funde sobre las brasas se forman sustancias cancerígenas.

Semillas de damasco y cáncer

UN RECURSO NATURAL, EFECTIVO, ECONOMICO E INOCUO

artículo extraído del página www.prana.com.ar
    

En la época hacia los fines de la década de los años 60 y los comienzos de los 70 hubo gran agitación política-legal, primordialmente en el estado de California (EE.UU.) a causa de la prescripción médica de la vitamina B-17, también conocida como Laetril, para el tratamiento del cáncer. Proveniente de la pepita del carozo del damasco (chabacano, albaricoque), esta vitamina cura, decidida y definitivamente, el cáncer.

Sin embargo, en los EE.UU. las autoridades han prohibido todo tratamiento de cáncer que no fuere uno de los tratamientos tradicionales, aprobados por el sistema regente. Muchos médicos, enfermero(a)s, y un sinnúmero de otros practicantes de las artes curativas han sido encarcelados, inculpados de curar a pacientes de cáncer mediante tratamientos que no estaban en la lista oficial. Como resultado de estas litigaciones muchos de estos profesionales se han trasladado a otros países.

Se ha descubierto recientemente que las propiedades curativas de la vitamina B-17, específicas en contra del cáncer, se deben a que en presencia de agua y de la enzima beta-glucosamidasa, la molécula de B-17 genera cianuro y benzaldehido. Estos compuestos son,  individualmente sumamente tóxicos, pero funcionando en simbiosis se multiplican sus efectos por un factor que se calcula los hace cerca de 100 veces más potentes. Esta enzima, la beta-glucosamidasa, se encuentra en cantidades significativas en las células cancerosas, y muy poco en el resto del cuerpo, por lo general hasta 100 veces más. Por consiguiente, estas sustancias tóxicas destruyen únicamente a las células cancerosas. Una verdadera quimioterapia, específica, localizada y muy eficaz.

Y, ¿cómo es que, con el tiempo, no se envenena el resto del cuerpo sano?  Resulta que hay otra enzima, la rodanasa, que identificaremos como una “protectora” del organismo (desde 1965 se conoce a la rodanasa como tiosulfato de transulfurasa).  La rodanasa neutraliza al cianuro y lo transforma en subproductos que no solamente no son tóxicos, sino que resultan en nutrientes benéficos para el organismo. Esta enzima abunda en todo el cuerpo, pero no la hay en las células cancerosas, que por lo tanto, no tienen protección ni defensa.         

La semilla del damasco destruye a las células cancerosas. Las preguntas y respuestas a continuación provienen del libro “World Without Cancer” (Un Mundo Libre del Cáncer) por G. Edward Griffin; y no constituyen forma alguna de diagnóstico, ni de recomendación o sugerencia de tratamiento alguno.

 ¿Qué cantidades se pueden ingerir?

 Para quien tenga cáncer: Es muy importante comer semillas, las que se deben masticar lentamente; y que se deben conservar en la boca el tiempo necesario hasta que se licuen.  Lo ideal es comer dos semillas, o pepitas, por hora, durante el transcurso del día. Los mejores resultados se han observado con el consumo de tres a cinco (3 a 5) pepitas cada hora de la actividad normal diurna.

La vitamina B-17 es hidrosoluble (se disuelve en agua) y no es tóxica. Hay quienes sienten algo de náusea cuando comen muchas de una vez, de manera semejante a como sucedería si bebieran grandes cantidades de agua salada. En tal caso se reduce la cantidad que se toman cada vez, pero se aumenta la frecuencia.

Dosis preventiva: Quien no tenga cáncer puede tomar siete a diez (7 a 10) pepitas diarias. El Dr. Krebs afirma que, aunque sean algo amargas, lo mejor es comer la semilla (la pepita) natural, entera.  El doctor pregunta, “¿valdría la pena perder la vida por no querer comer unas semillas amargas?”

Nota del redactor: Recuerde, el lector, que únicamente las semillas contienen las enzimas que logran el resultado curativo en el organismo. Quien no pueda tolerar el sabor de las pepitas tendrá que complementar esa carencia en la B-17 con otras vitaminas y enzimas no tan eficientes. Vale la pena hacer el esfuerzo necesario para surtirle al organismo esas defensas tan vitales.

 ¿Se puede tomar B-17 al mismo tiempo que se recibe tratamiento de quimioterapia?

 Lo peor es recibir solamente quimioterapia. Es benéfico añadir B-17 al tratamiento de  quimioterapia, pero lo mejor sería ingerir B-17 (en forma de pepitas) y otras hierbas curativas… y olvidarse de la quimioterapia.

 ¿Se pueden tomar la vitamina B-17 y las pepitas conjuntamente?

 Por supuesto que sí. En las semillas hay muchos elementos naturales que no se encuentran en las pastillas de vitaminas. Las pepitas tienen, además de la B-17, minerales y componentes que facilitan su asimilación en el organismo. Recuerde que en la ciencia de la nutrición solamente se han identificado aproximadamente mil (1000) vitaminas y minerales, de varios centenares de miles de ellos que existen pero que todavía no se han identificado. Eso significa que no es prudente limitarse a tomar solamente pastillas. A propósito del tema se llevó a cabo un estudio científico con ratas de laboratorio que se organizaron en dos grupos. El primer grupo recibió, en su alimentación, todas las vitaminas y todos los minerales conocidos. El segundo grupo recibió desechos y basura. Al cabo de un par de semanas el primer grupo se veía flaco y enfermizo, mientras que las ratas del segundo grupo, las comedoras de basura, se veían gordas y saludables, con mucha energía. Estos resultados hacen decir al Dr. Krebs, “lo mejor es consumir alimentos naturales enteros, y complementarlos con vitaminas y minerales elaborados.”

 ¿Qué otro medicamento conviene tomar juntamente con la B-17?

 Para quienes padezcan de cáncer, recomienda el Dr. Manner (uno de los precursores del tratamiento del cáncer mediante la vitamina B-17) que los pacientes añadan enzimas pancreáticas y vitamina C a su alimentación. Ambas se consiguen fácilmente en los comercios que se especializan en productos naturales para la salud. Las enzimas pancreáticas abundan naturalmente en frutas como el ananá (piña), la papaya (mamón), y otras. Su función primordial es la de quemar el revestimiento de proteína protector de las células cancerosas, de forma que facilita así el acceso de la B-17 al núcleo celular para efectuar su destrucción total. Pero, a veces no basta con solamente destruir las células cancerosas, y siendo que el organismo tiene que reconstruir los tejidos que hayan sufrido daños y averías, es sumamente importante proporcionarle nutrición adecuada al organismo. Las remolachas (betabeles) contribuyen a fortalecer los riñones, y las harinas de hueso y el polvo de cartílago de res, o de pollo, contribuyen a la reconstrucción de los huesos dañados por el cáncer. Se han hecho estudios de los hongos Shiitake, muy comunes en la cocina japonesa, y se ha descubierto que proveen al organismo una sustancia anti-virus, conocida como lentina, que contribuye a estimular el sistema inmunológico y neutraliza a diversos virus. El jugo de una fruta del archipiélago de Tahití, la noni, detiene el cáncer y la diabetes, y alivia la artritis y desperfectos del sistema nervioso. Otros productos, como el té de Kombucha, las semillas de uva (las semillas mismas, no su extracto) y los hongos Maitake (también japoneses) son eficaces combatientes del cáncer, reducen la hipertensión arterial, controlan la diabetes y contribuyen a la pérdida de peso. Existen muchas plantas, hierbas y frutas alimenticias que tienen, además, admirables propiedades curativas. Además, se sabe muy bien en la ciencia médica las combinaciones de diversos tipos de terapéutica resultan mucho más eficaces que una sola. Es muy apropiado añadir diversos elementos, como satélites al tema central de las pepitas de damasco.  

 ¿Se puede tomar la vitamina B-17 conjuntamente con quimioterapia o radiación?

 Por supuesto que sí.  Primero, debería el paciente verificar el verdadero índice de curación que se ha logrado en otros casos del mismo tipo de cáncer. Cuando se hable con el médico al respecto de curaciones, se tiene que aclarar si se está hablando de cura completa, o de una simple extensión, de unos meses, del plazo de vida.  Si se piensa hacer alguna operación en la cual estén involucradas las células cancerosas, es de vital importancia que el paciente se arme con pepitas de damasco y con vitamina B-17 para eliminar las células que queden sueltas por el cuerpo. La vitamina B-17 tiene solamente efectos saludables. Reduce la hipertensión arterial, es uno de los nutrientes más saludables del planeta, fortalece las arterias y el corazón, y por supuesto que persigue y elimina a las células cancerosas.

 ¿Cuánto tarda en curarse el cáncer?

 Las células cancerosas comienzan a morirse de inmediato. En algunos casos, como en el cáncer del hueso, se demora un poco más en absorberse la vitamina en los tejidos más profundos del cuerpo. Los cánceres de la piel se alivian más rápido. Al fin de la primera semana ya se podrán ver considerables mejorías; y en muchos casos se podrá lograr regresión total de tumores en cuestión de tres (3) semanas, o menos.  Un carcinoma puede demorarse unos meses en desaparecer; y ha habido cánceres de cérvix que han desaparecido en menos de tres (3) semanas. Es posible, bajo circunstancias especiales, organizar entrevistas con personas quienes se han recuperado satisfactoriamente de todos estos tipos de cáncer.

 ¿Es un tratamiento adecuado para todos?

 Es muy adecuado para quien tenga su diagnóstico de cáncer, pero sin haber comenzado el tratamiento de quimioterapia o de radiación.  El Dr. Krebs mantiene que logra 98% de curación, y en el Hospital Del Río, en Tijuana, México, aseguran casi el 100% de curación de los casos virgen. Los casos vírgenes son aquellos que no han recibido ni quimioterapia ni radiación.  En los casos donde el paciente ya ha recibido tratamiento de quimioterapia o de radiación, el éxito de la B-17 dependerá de cuánto se ha difundido el cáncer antes del tratamiento, y de cuánto daño le han causado la quimioterapia y/o la radiación. Sea como fuere, es de vital importancia comenzar, sin demora, a suministrarle al organismo su dosis diaria de B-17.   

 Y ¿por qué los médicos no recetan la B-17?

 A los médicos se les enseña, desde sus primeros estudios, que el Laetril no es efectivo; y las reglamentaciones en vigencia no les permiten recetarlo. Además, las únicas referencias que se les proporciona son dos estudios falsos que no lo recomiendan. Nada se les menciona de los múltiples resultados positivos que abundan en los informes de referencia. Si un médico, en los EE.UU. receta el Laetril, o vitamina B-17, para tratamiento de cáncer se arriesga a que le impongan sanciones disciplinarias y se le revoque su licencia de práctica médica, y aún ser encarcelado.  Desdichadamente, después de los largos años de estudio necesarios para llegar a ser médicos, la mayoría de ellos se limitan a recetar los medicamentos permitidos legalmente, aunque no vean alivio del malestar. Quien se interese en investigar y descubrir la verdad de la situación, puede informarse sin problema alguno. El libro del Sr. Griffin, “World Without Cancer” es un buen comienzo, pues en este libro se relata la historia de la vitamina B-17 y es una buena guía en el estudio de la curación del cáncer.

 ¿Qué predisposición ha adoptado la comisión reguladora de alimentos y medicamentos del estado de California al respecto de la B-17 y/o el Laetril?

 En 1971 el Sr. Grant Leake, jefe de la sección fraudes de la comisión de control de alimentos y drogas del estado de California, EE.UU. afirmó: “Los vamos a proteger, aunque no lo quieran.”

 ¿Hubo, alguna vez, acusaciones o cargos en contra de médicos por el uso de la B-17 y/o el Laetril con sus pacientes?

 Sí, afirmativamente. A principios del año 1974, la Comisión Médica del estado de California presentó acusación formal en contra del Dr. Stewart M. Jones por haber usado Laetril en el tratamiento de pacientes de cáncer. Sin embargo, se supo más tarde, que uno de los miembros de esa comisión acusadora, el Dr. Julius Levine, usaba Laetril para su propio cáncer. Cuando esto salió a luz durante los trámites legales, el Dr. Levine renunció a su cargo antes de verse en apoyo al acusado Dr. Jones. Ref: Laetrile Tiff. State Medic Out, San Jose Mercury (Calif.), April 10, 1974.

 ¿Por qué motivo prohíbe la FDA el uso de B-17 y/o Laetril?

 En EE.UU. se invierten miles de millones de dólares por año en investigaciones del cáncer, y se obtienen miles de millones de ganancias por la venta de medicamentos relacionados con el cáncer. Los políticos que logran votos ofreciendo respaldar programas oficiales del cáncer. Este sistema no puede permitir que se elimine el cáncer. En estos tiempos hay mucha más gente viviendo a costillas del cáncer que muriendo de cáncer. Nota: La FDA, Food And Drug Administration, es la oficina federal de los EE.UU. que regula los medicamentos y alimentos de consumo público.

 ¿Han hecho pruebas, en la FDA, con el Laetril?

 No.  El primero de septiembre de 1971 anunció la FDA que el Comité ad hoc de Asesores Para Investigar y Evaluar el Laetril  no había encontrado “evidencia terapéutica que justificara estudios clínicos”. Por consiguiente, se anunció que estaba prohibido promover, vender o investigar el Laetril en los EE.UU. Ref. Press release, HEW/FDA, Sept. 1, 1971

 ¿A pesar de esta situación, ha habido quienes tomaran Laetril?

 Sí, afirmativamente. Miles de perdonas han estado usado el Laetril, y centenares de médicos la recetan, y aún lo toman ellos mismos. Se usa en varios hospitales, con la aprobación de la FDA, o sin ella. Con la aprobación del INC (Instituto Nacional del Cáncer) o sin ella.

 ¿Cómo fue que Dr. Ernst T. Krebs, Jr. descubrió que la vitamina B-17 y/o el Laetril controlan y combaten al cáncer?  ¿Por qué se llama B-17?

 Ya para el año 1952 había elaborado el Dr. Ernst T. Krebs, Jr., bioquímico de la ciudad de San Francisco, California, la teoría de que, al igual que el escorbuto y la pelagra, el cáncer no se debía a bacterias misteriosas, o virus, o sustancias tóxicas; si no que se trataba de una enfermedad causada por deficiencias agravadas por la falta de un compuesto en la dieta contemporánea.  El Dr. Krebs logró identificar a este compuesto como parte de la familia de los nitrilosidas que se encuentra en abundancia en más de 1200 plantas en todas partes del mundo. Abunda, especialmente, en la semilla de las frutas de la familia Prunus rosacea, (almendro, damasco, cerezo, endrinas, nectarina, durazno y ciruela). También la hay en diversos pastos, en el maíz, en el sorgo, en el mijo, en el cazabe, en la semilla de lino, en las semillas de manzana y en muchos otros alimentos que han ido siendo descartados del menú del hombre moderno. Es difícil determinar una categoría específica para un nitrilosida, puesto que no se los encuentra aislados, sino más bien en diversos alimentos. No se lo puede catalogar como un alimento por separado, ni tampoco es una droga, pues se trata de un compuesto natural. No es tóxico, es benéfico; es soluble en agua y normalmente compatible con el metabolismo  humano. La verdadera clasificación de un compuesto con estas propiedades es la de vitamina. Siendo que esta vitamina se encuentra con las del grupo B, y fue la decimoséptima en aislarse. Por lo tanto el Dr. Krebs la identificó como la vitamina B-17.

 ¿Qué sucede con los animales en los zoológicos que no tienen acceso a su alimentación normal, silvestre y natural?

 En el famoso jardín zoológico de San Diego, California, donde los animales se ven casi totalmente privados de nitrilosidas naturales, cinco (5) osos han muerto de cáncer en un lapso de seis (6) años.

 ¿Cómo se compara el cáncer con las enfermedades de la antigüedad?

 En las sociedades primitivas no se conocían las enfermedades de hoy.

 ¿Acaso no les agregan vitaminas a los alimentos que conseguimos hoy en día?  Se ve en las etiquetas de algunos alimentos que están “enriquecidos”, ¿no significa eso que contienen todas las vitaminas necesarias para la buena salud?

 No. No son lo mismo que los originales.  En el ejemplar de junio, 1971, del “Journal of the American Geriatric Society” se publicó el informe de que “las vitaminas que se pierden de los alimentos y que luego se añaden como enriquecimiento no son un sustituto sano. Eso se confirmó en el estudio del Dr. Roger J. Williams, quien informa que las ratas alimentadas con pan enriquecido morían a temprana edad, o su desarrollo sufría incapacitación debido a la falta de nutrición…”.  Además, se ha demostrado que con la falta de vitaminas B y C se aceleran los achaques de debilidad senil.

 ¿Acaso no hay todas las vitaminas necesarias, incluyendo la B-17, en los alimentos que comemos a diario?

 NO. Desdichadamente en los EE.UU. (que es de donde se tienen las estadísticas pertinentes) durante los últimos 70 años se han ido dejando a un lado los alimentos que contienen vitamina B-17 natural; o los han reemplazado con alimentos absolutamente carentes de ese factor.  Es muy notable que durante ese tiempo haya ido en aumento el índice del cáncer en ese país, hasta que en la época de los ’70  una persona de cada cuatro estaba destinad a contraer esa enfermedad.  (En la época del 2002, se calcula que ese índice se aproxima a 1 de cada 3.)           

 ¿Qué se sabe de los hunzas?

 Muy remoto y oculto en los Himalayas, rodeado por Pakistán, la India y la China está el pequeño reino de Hunza, cuyos moradores son famosos, en todo el mundo, por las edades avanzadas que suelen lograr mientras disfrutan de excelente salud. No es raro que vivan más allá de los cien (100) años, y muchos llegan a los 120. Médicos que han viajado por esos lugares informan que en Hunza no existe el cáncer. Y es interesante observar que en la alimentación de ese pueblo se consumen aproximadamente doscientas veces más nitrilosidas que en la comida común de los EE.UU. En realidad, en ese país donde no se conoce el dinero, la riqueza de una persona se mide en árboles de damasco. El Príncipe Regente lo confirma y añade la información que no es raro culminar un almuerzo con 30 a 50 pepitas de damasco como postre. Un postre que proporciona más de 75.000 unid. internacionales de vitamina A, y más de 150 mg de B-17. Las mujeres de Hunza son famosas por conservar su piel suave y tersa hasta en su avanzada edad, aparentando ser más de veinte (20) más jóvenes que sus contemporáneas de otros países. Confiesan que su secreto consiste en el aceite de damasco que se aplican diariamente al cutis.  Y es una triste realidad que cuando los hunzas salen de sus apartadas tierras, y adoptan la alimentación de otras culturas, también caen víctimas de las enfermedades del resto del mundo, inclusive el cáncer.

 ¿Qué es el trofoblasto?

 Es una capa epiblástica que tapiza las vellosidades del cordón fetal, que se convierte en membranas fetales que desempeñan funciones de la nutrición celular. También conocido como célula cancerosa.

 ¿Qué ocurre en nuestros cuerpos cuando (1) no funciona bien, o si (2) la clase de alimentos que ingerimos consumen casi todas las enzimas pancreáticas para su digestión y no dejan suficiente para la sangre, o si (3) debido a intervenciones quirúrgicas o a radiación hay tejidos cicatrizados que rodean al cáncer e impiden el acceso de esas enzimas  a las células, o si (4) el crecimiento del cáncer es demasiado rápido como para que las enzimas lo controlen? ¿Qué sucede entonces?

 La naturaleza ha provisto un mecanismo de respaldo, una línea de defensa secundaria que tiene muy buenas posibilidades de triunfar, aunque se hubieren perdido las defensas primarias. Se trata de un insólito compuesto que literalmente envenena a las células malignas mientras alimenta y fortalece al resto del organismo. Es la vitamina B-17 que suministran los alimentos naturales ricos en nitrilosida. También conocida como amigdalina, se la ha usado con buenos resultados desde hace más de cien (100) años. En forma purificada y concentrada por el Dr. Krebs se la conoce como Laetril.

 ¿Quién propuso, por primera vez, la teoría trofoblástica del cáncer?

 El Profesor John Beard sospechaba que existía un factor nutritivo además del factor enzimático. Durante el año 1952, el Dr. Ernst T. Krebs descubrió, trabajando juntamente con su padre, del mismo nombre, el factor “extrínseco” del cáncer.

 ¿Qué autoridad tiene el Dr. Krebs en la materia?

 Hizo tres (3) años de estudios de anatomía en la Escuela de Medicina Hahnemann, en Filadelfia. Luego se especializó en bacteriología en Universidad de Illinois, de 1938 a 1941, graduándose en 1942. Durante 1943 a 1945 cursó estudios superiores en la Universidad de California, en Berkeley. Luego estudió y llevó a cabo investigación farmacológica en la Universidad de Mississippi.  Tiene a su crédito varias publicaciones de sus estudios, entre ellas “La Teoría Unitaria, O Trofoblástica Del Cáncer” y “Los Nitrilosidos En Plantas Y Animales”. Fue director científico de la Fundación John Beard.  Descubrió la vitamina B-15, el ácido pangámico.  Para el año 1950 ya había identificado a la vitamina B-17 y la había aislado en forma de cristales. La denominó Laetril, y mediante pruebas en animales demostró que no era tóxica.

 ¿Cómo demostró el Dr. Krebs que la vitamina B-17 (el Laetril) no era tóxico para el ser humano?

 Simplemente se arremangó la camisa y se autoinyectó. Tal como lo había previsto, no tuvo ninguna reacción negativa.

 ¿De qué se compone la vitamina B-17?

 La molécula de B-17 se compone de dos unidades de glucosa (azúcar), una unidad de benzaldehido y una de cianuro, estrechamente ligadas.

 Y ¿qué pasa con el cianuro, que es tan venenoso?

 Efectivamente, el cianuro puede ser muy tóxico, y aún mortal en cantidades suficientes. Sin embargo, ligado estrechamente dentro de la molécula de B-17 resulta totalmente inerte y sin efecto sobre los tejidos vivos.

 Al respecto de este principio de “ligaduras” ¿hay otras sustancias semejantes?

 Sí. El cloro, por ejemplo, es un gas muy venenoso; pero combinado con el sodio forma el cloruro de sodio, que es la sal de mesa común, un compuesto inocuo.

 Y entonces, ¿cómo funciona la B-17 para exterminar a las células cancerosas?

 Solamente una sustancia hay que pueda soltar las ligaduras de la molécula de B-17, y liberar así al cianuro; y es la enzima beta-glucosamidasa, en contacto con agua. Afortunadamente esta enzima se encuentra concentrada en las células cancerosas, y en muy reducidas proporciones en el resto del organismo.  Cuando la vitamina B-17 llega a las células cancerosas y suelta su cargamento de cianuro, este veneno encuentra un poderoso aliado en el benzaldehido, que por su cuenta es otro veneno. Estas dos sustancias tóxicas, cuando juntas multiplican su potencia por un factor mínimo de cien (100). Es un fenómeno bioquímico que se llama sinergismo. Además, las células cancerosas contienen aproximadamente cien (100) veces mayor concentración de beta-glucosamidasa que en el resto del cuerpo, lo cual resulta en un tratamiento de quimioterapia natural, muy eficiente y tan bien especializado que las células sanas del organismo no sufren ningún daño. El Laetril ocasiona la liberación de esos dos venenos que afectan únicamente a las células cancerosas.

 ¿Cómo es que no nos envenena el cianuro?

 Hay otra enzima muy importante, la rodanasa, que abunda en todos los tejidos sanos. Esta enzima, que apodamos “la defensora” tiene la propiedad de descomponer al cianuro y transformarlo en subproductos nutrientes y benéficos para el organismo. (A partir del año 1965 se ha identificado a la rodanasa como tiosulfato de transulfurasa.)  Siendo que la rodanasa no se encuentra en las células cancerosas, éstas quedan sin protección.

 ¿Puede ser peligrosa una sobre-dosis de B-17?

 Sí. A pesar de ser un compuesto sano y seguro, como todas las cosas en exceso, puede ser peligrosa; al igual que el agua o el oxígeno en cantidades anormales.

 ¿Se pierde la vitamina B-17 en las semillas de damasco tostadas?

 No. El contenido de B-17 no varía, pero se destruyen las enzimas y no se logra la totalidad de los efectos enzimáticos en la boca, el estómago y en la vía intestinal.

 ¿Qué cantidad de B-17 contiene un carozo de damasco? En la fruta que se cosecha normalmente en los EE.UU. hay aproximadamente de 4 a 5 mg.

 ¿Puede hacer daño el Laetril?

 Las pastillas de aspirina son 20 veces más peligrosas que una cantidad semejante de Laetril. El Laetril es menos tóxico aún que el azúcar, pero por las mismas razones que no se toman 20 pastillas de aspirina ni se come un cuarto de kilo de azúcar de una vez, si alguien consume un exceso de Laetril, se va a sentir mal; y posiblemente tengan que usar una sonda para evacuarle el estómago.

 ¿Hay médicos que recetan Laetril para sus pacientes?

 Sí. Para mediados de la década de los 70 ya se habían publicado, en los EE.UU. más de 26 informes de tantos médicos de renombre que habían estudiado y recetado el Laetril con buenos resultados en el tratamiento del cáncer.

 ¿Hay médicos fuera de los EE.UU. que apoyan el uso del Laetril para el cáncer?

 Sí. El Dr. Hans Nieper, Director de Servicios Médicos del Hospital Silbersee, en Hanover, Alemania, quien figura en la lista de “Quién es Quien en la Ciencia Mundial” y era entonces el Director de la Sociedad Alemana del Tratamiento del Tumor, anunció durante uno de sus viajes a los EE.UU., en 1972, “…después de más de veinte años de trabajo especializado he descubierto que los nitrilosidos, es decir el Laetril, son el mejor tratamiento, o preventivo, del cáncer que se conozcan. En mi opinión es la única posibilidad que tenemos para controlar el cáncer.”

 ¿Se recomienda complementar el consumo de la vitamina B-17 con otros alimentos?

 Sí.  El Dr. John Richardson, de San Francisco, California recomienda: “Se deben consumir todo tipo de verduras comestibles. Preferentemente crudas, o con muy poca cocción. Se debe consumir pescado, lo más fresco posible, y apenas cocido. Cómase pollo sin pellejo, y olvídese de cualquier cosa que no esté incluida en esta lista. Es importante beber cantidades adecuadas de agua, o jugos naturales, que pueden ser con gas. Tomen: vitamina C, 1500 a 5000 mg diarios; vitamina E, 1200 unidades internacionales; vitaminas múltiples y minerales. Evítese todo lo que sea tóxico, tabaco, alcohol, café, tranquilizantes, sedantes, analgésicos, etc.  Se permiten algunos antibióticos.” 

¿Qué es la vitamina B-15, y por qué motivo debemos tomarla? 

La vitamina B-15, el ácido pangámico, contribuye a descontaminar el hígado, limpiándolo de toxinas, siendo que es un agente transmetilador. Contribuye, además al incremento del potencial oxigenador de los tejidos. Es como una dosis de “oxígeno al instante”.  Ayuda a neutralizar los venenos que elimina el cuerpo.

www. detailshere.com

    VISION ALTERNATIVA FRENTE A PADECIMIENTOS “INCURABLES”

Texto extraido de www.prama.com.ar

 Enfermedades degenerativas

El verbo "degenerar" significa perder algunas cualidades peculiares de la propia raza. De allí que vienen llamadas enfermedades degenerativas crónicas aquellas afecciones en las cuales, sin una causa aparente, se verifican, a nivel de determinados órganos o tejidos, lesiones tales de perjudicar su normal funcionamiento. En ausencia de curas apropiadas, progresan inexorablemente. Pueden manifestarse en edad avanzada o ser congénitas. 

Hoy cada uno de nosotros es portador de enfermedades degenerativas con consecuencias a veces benignas, funcionales, fácilmente corregibles y poco fastidiosas (como por ejemplo las caries dentales, las varices, el eccema, la urticaria, etc.). A veces en cambio los efectos son mucho mas graves y pueden causar la invalidez o incluso la muerte. La función del médico es entonces la de curar tales afecciones. En los casos mas graves, estas resultan difíciles de corregir y permiten solo el uso de remedios no resolutivos justamente porque la causa desencadenante es desconocida, o bien porque ella es de naturaleza congénita, si no directamente hereditaria. En ciertos casos, con el pasar del tiempo, cesa el efecto benéfico de los varios remedios utilizados y el enfermo empeora. Esto es debido esencialmente al hecho que el uso de paliativos ha atenuados los síntomas de la enfermedad, pero sin incidir sobre la causa que la ha provocado. El grave empeoramiento del estado de nuestra salud, debido a las enfermedades degenerativas, es un fenómeno más bien reciente que se retrotrae al siglo pasado y solo después de la Segunda Guerra Mundial ha sufrido una improvista aceleración. El dato mas desconcertante de este fenómeno relativo a los países industrializados es por cierto su difusión. Se puede afirmar que hoy estamos todos contagiados, independientemente de nuestra clase social. Lo está el campesino y quien vive en ciudad, el obrero o el gerente de banco. Por eso resulta obvio que la cusa se busque en un conjunto de factores que actúan independientemente del ambiente en el cual se vive (en el campo o la ciudad) o se trabaja (profesión sedentaria o no). Otro motivo al cual a menudo se hace referencia es el de la contaminación atmosférica y las modificaciones ambientales a ello ligadas, pero no se dice que esto está presente sobre el territorio en modo no homogéneo; vale decir que es más elevado en las zonas industrializadas, mientras que es menos intenso en zonas rurales. En cambio el único tipo de modificación que golpea a todos en modo indiscriminado, sin tomar en consideración alguna valuaciones sociales o ambientales, es la alteración de nuestros hábitos alimentarios. Es entonces legítimo preguntarse si no hay una relación causa/ efecto entre nuestra alimentación actual y la reciente (cuanto preocupante) evolución de nuestra salud de los últimos 100/150 años. Es entonces un deber preguntarse si todos nosotros, inconscientemente, hemos modificado algo esencial de la alimentación, causando un empeoramiento en el estado de nuestra salud. En otras palabras, se ha verificado una fractura, una interrupción en la transmisión de las tradiciones alimentarias que se han transmitido a través de los siglos

¿Será posible invertir la ruta? El hombre moderno esta seguro de nutrirse en modo "normal". No pierde tiempo en hacerse preguntas sobre la calidad de lo que come; esta siempre apurado, come entonces velozmente, conformándose con alimentos ya prontos o fáciles de preparar. Por ello no tiene particulares exigencias en materia de alimentación. A menudo esta obligado a comer en el trabajo y cuando tiene ocasión lo hace en restaurantes. Haciendo esto no esta por cierto informado sobre la calidad y sobre la preparación del alimento que ingiere. La historia enseña que los habitantes de las grandes ciudades "muy bien nutridos" han sufrido una involución, sus familias se han extinguido y han sido sustituidas por familias de campesinos habituados a una alimentación mucho más frugal. Lamentablemente hoy, y esta bien subrayarlo, la gente de campo, que por mucho tiempo había estado considerada el emblema de la salud de los pueblos, esta afectada también ella por las enfermedades degenerativas, como las demás clases sociales. El campesino, habituado a trabajos pesados, cree que la carne y las grasas le dan más energía. Por ello sigue una alimentación mucho más rica que antaño, pero su salud se ha resentido. Ahora ya no existen más categorías privilegiadas y así asistimos a la degeneración de la raza humana.La presencia de las industrias alimenticias y el mejoramiento del tenor de vida han alejado peligrosamente al hombre de la naturaleza y no obstante su gran capacidad de adaptación, no está en condiciones de soportar la cantidad de errores cometidos que, siendo incompatibles con la buena salud, le impiden toda posibilidad de vivir en modo equilibrado y feliz.

 TERAPIA DE BASE EN LAS ENFERMEDADES DEGENERATIVAS CRONICAS (ENFERMEDADES DEL SISTEMA INMUNITARIO)

 Años atrás quedé impresionada por la posibilidad que el cáncer, la esclerosis múltiple y la poliarteritis crónica evolutiva o reumatoide, tuvieran algo en común, considerando el hecho que numerosos pacientes afectados de una de estas tres enfermedades venían a hacerse visitar por mí. Seguidamente pude concluir que este parentesco existe para casi todas las enfermedades degenerativas y por eso el mismo tipo de cura por mi adoptada, resulta beneficiosa para todas. La causa desencadenante reside en un mal funcionamiento del sistema inmunitario. Por eso, independientemente del modo diverso de manifestarse, es necesario eliminar lo más rápidamente posible el factor esencial de la enfermedad, que a mí entender esta representado por una intoxicación o infección de origen intestinal. En una segunda instancia, reequilibrando la alimentación con un abundante aporte de vitaminas farmacéuticas y corrigiendo eventuales carencias de minerales (hierro, calcio, magnesio), se eliminan las carencias de las cuales sufre el enfermo, dándole la posibilidad de defenderse. Se trate de una enfermedad grave o si el enfermo atraviesa una fase aguda del mal, inicio la cura sometiendo al sujeto a un ayuno parcial de duración variable (de uno a tres días), a base de jugos de fruta y verdura y luego de fruta cruda. Durante 10/15 días practico clísteres (enemas) de 1,5 litros cada noche, seguidos por instilaciones rectales de 60 mililitros (4 cucharadas de sopa) de aceite tibio de girasol exprimido en frío (que deben retenerse durante toda la noche). A menudo el organismo del enfermo está tan carente de vitamina F (presente al 50% en el aceite suministrado) que este último es absorbido por completo durante la noche. Después de una decena de días practico un clister dos veces a la semana, luego una sola vez, en función al beneficio que recava el enfermo, y al final lo suprimo totalmente, salvo recaídas improvisas. Después del breve período de ayuno parcial, que permite al enfermo de reducir y normalizar rápidamente la flora intestinal, introduzco -y esto para siempre- las necesarias correcciones en su alimentación, siguiendo los principios expuestos en este libro. En los casos más graves se ha revelado muy útil una suministración acelerada de vitamina F, inyectada por vía intramuscular profunda, por un total de una decena de inyecciones dos veces a la semana o a veces mas. Esta cantidad de vitamina F es seguidamente asegurada por el consumo de aceites alimenticios exprimidos en frío, cuya porcentual de ácidos grasos poliinsaturados biológicamente activos alcanza y supera el 50%, excepción hecha del aceite de oliva, que tiene un bajo tenor de vitamina F y que por ello no se presta a este tipo de terapia.

Cuando es necesario, sugiero el uso moderado y temporáneo de fármacos clásicos, como la ACHT (hormona corticotropa), cortisona, etc. A los enfermos afectados por esclerosis múltiple o poliarteritis, les prescribo además inyecciones dos veces a la semana por vía endovenosa de bromuro de calcio, de vitamina C y complejo B, de mantener hasta la estabilización de la enfermedad. A los enfermos de cáncer reservo un preparado vitamínico análogo, pero con una cantidad de vitamina B1 diez veces inferior y con un complemento de metionina (un aminoácido de elevado poder desintoxicante) que aumenta la tolerancia a las radiaciones y a los antimicóticos. Por vía oral prescribo la suministración regular de al menos un gramo de vitamina C; a los enfermos de cáncer un complejo vitamínico con agregado de extracto de hígado y páncreas; a los otros enfermos las vitaminas A, E y complejo B; a los poliarteríticos 15 mg de vitamina DZ, una o dos veces al mes. A todos aconsejo un complemento de magnesio.

 Inspirándome en la investigaciones de Erik Rucka, enseño a mis pacientes a controlar el pH de la orina usando la específica tira detectora. En caso de hiperacidez constante (pH igual o inferior a 5,5) enseño a intervenir para regular el pH a 7- 7,5 asumiendo citratos. Yo misma, en total acuerdo con el mismo Rucka, he podido constatar que en caso de enfermedad crónica grave, el organismo presenta una hiperacidez extremadamente nefasta que aumenta los dolores de los enfermos reumáticos y de los enfermos de cáncer, creando una difusa sensación de postración y acelerando el transcurso de la enfermedad.El pH sanguíneo venoso normal es 7,4. En presencia de sobreproducción de ácidos metabólicos, el organismo trata de neutralizarlos recurriendo al sistema tampón NaCl, proteínas del tejido conectivo o apatiítas del tejido óseo. El cloro se liga a las proteínas o a las apatiítas y libera la base fuerte Na, que puede ligarse a los ácidos orgánicos débiles, facilitando la secreción renal. La presencia en la sangre de sales formadas por una base fuerte (Na) y de un ácido débil, convierte el pH de la sangre en demasiado alcalino. Esta desviación alcalina, consecuencia de un exceso de ácidos será corregida, aunque aparentemente esto parezca paradójico, no tanto por un aporte ácido sino mas bien de citratos alcalinos.

Naturalmente adopto también otras formas de intervención sobre el enfermo, en función al estado de la enfermedad. Es importante, por ejemplo, dosificar el hierro sérico y corregir el nivel si es bajo (con un aporte de hierro unido a veces al cobre) o intervenir con una serie de transfusiones. En el caso de poliarteritis crónica evolutiva, prescribo vacunas elegidas y dosificadas con mucha atención que, a mi entender, representan el método mejor para estabilizar un gran número de afecciones reumáticas, aunque si la duración de la cura puede ser muy larga (meses o también años). Es un hecho que la intervención más importante, y no me canso de reiterarlo, tiene que ver con la normalización de la alimentación, que deberá tener un carácter definitivo para evitar recaídas. En lo que respecta a los fármacos paliativos comúnmente en uso, aunque si los considero del todo insuficientes, pienso que son de todos modos preciosos .al inicio de la enfermedad, al menos hasta que esta no se haya estabilizado.

¿Como es posible que una terapia aplicada en modo casi idéntico a dos patologías distintas pueda determinar la detención de la enfermedad o incluso la cura, aunque si los síntomas son del todo distintos y los males tienen nombres diversos? Estas enfermedades degenerativas deben entonces tener un factor común que las desencadena. El método que uso para combatirlas, ¿será entonces el que actúa justamente sobre este factor desencadenante? Si son consideradas todas juntas, se arriba a la conclusión que la mayor parte está provocada por disfunciones inmunológicas. Un buen funcionamiento del sistema inmunitario es sinónimo de salud y el equilibrio inmunitario depende de tres factores esenciales:

1) En primer lugar el correcto funcionamiento de las células predispuestas a ejecutar tal tarea y que se encuentran en la sangre, en la médula ósea y en distintos órganos linfáticos como el bazo, los ganglios linfáticos, las placas de Peyer, etc. Es necesario que funcionen en modo correcto sea los linfocitos B productores de gammaglobulina (que son anticuerpos circulantes), sea los linfocitos T, macrófagos, polinucleares, etc., encargados de la defensa del organismo. La medicina oficial recurre a diversas vacunas para estimular estas funciones (recientemente han sido obtenidos a través de manipulación genética, moduladores inmunitarios llamados linfoquines, interleuquines, etc.).

2) El equilibrio del sistema inmunitario no depende solamente de la posibilidad de defensa del organismo, sino también de la intensidad del ataque de los agentes patógenos. Si este resulta particularmente intenso, repetido o prolongado, es claro que la capacidad de defensa será trastornada. De todos modos, la primera defensa contra un ataque proveniente del exterior esta condicionada por la impermeabilidad de nuestros tejidos de revestimiento.

3) Finalmente la posibilidad de defensa depende de la presencia en la membrana de cada célula de los reguladores hormonales celulares, es decir de la PGE 1 (que llamaré "prostaglandinas de paz") y la PGE 2 (o "prostaglandina de guerra"). Esta última aparece cuando el organismo es atacado y desencadena mecanismos de defensa, que a su vez deben ser piloteados y controlados para actuar en modo correcto, y de esto se ocupa la PGE 1.

Podemos entonces subdividir en más grupos el conjunto de las enfermedades en las cuales hemos obtenido notables resultados para el enfermo, justamente en función de su comportamiento inmunitario.

* Grupo I: Inmunidad deficiente en aquellos niños o adultos que pasan de una infección banal a otra, concerniente sobre todo a las vías respiratorias superiores y las vías urinarias (rinitis, faringitis, sinusitis, anginas, bronquitis, cistitis reincidentes).

* Grupo II: Inmunidad exuberante en las personas afectadas por alergias y disturbios reumáticos.

* Grupo III: Inmunidad desviada o perversa en los fenómenos tumorales benignos que luego se convierten en malignos.

* Grupo IV: Inmunidad aberrante en las enfermedades autoinmunes, allí donde el tejido en el cual se ha fijado una toxina o un virus, es considerado extraño al organismo y destinado a la destrucción (esclerosis múltiple, esclerodermia, lupus renal, lupus cerebral, miopatías, algunas formas de diabetes, etc.).

* Grupo V: Inmunidad perdida o SIDA.

Para cada una de estas enfermedades la medicina oficial hace uso de fármacos paliativos: antibióticos que resuelven el problema infeccioso pero no preservan de eventuales recaídas; antihistamínicos que aportan un alivio al alérgico pero no lo curan; antiinflamatorios que obstaculizan la producción de PGE 2 y alivian momentáneamente el sufrimiento del enfermo reumático; antimicóticos que temporáneamente frenan la reproducción de las células malignas del tumor; inmunosupresores en parte antimicóticos que tratan de atenuar la virulencia de las enfermedades auto-inmunes; cortisonas usadas cuando los demás fármacos no hacen efecto.

 DESPRECIO DE LA CIENCIA POR LOS FENOMENOS VITALES NO MENSURABLES

 La medicina oficial, que se autodefine científica, admite como verdadero y demostrado solo aquello que es mensurable, cuantificable y entrante en una "estadística". Pero los fenómenos vitales de los cuales se ocupa, no siempre pueden ser encuadrados. Algunos de ellos no son ni mensurables, ni cuantificables y por tanto escapan a su control. Y no por eso dejan de existir. Vemos entonces que se trata de una ciencia incompleta, que presenta graves lagunas que deben ser colmadas. Cuando apareció el hombre, un poder, que podemos llamar Dios o Naturaleza, dotó a la Tierra de todo la que era indispensable a su vida y su salud. Si así no hubiera sido, nosotros no podríamos existir. Y en cambio vivimos. Si todos los alimentos necesarios a nuestra salud están presentes pero nosotros estamos enfermos, esto quiere decir que los estamos usando en modo equivocado. Recorriendo la historia de nuestra sociedad industrial y las modificaciones que ella ha aportado a su modo de alimentarse, hemos evidenciado un error macroscópico: la preponderancia acordada a las sustancias grasas industriales, sólidas o líquidas, artificiales e inertes. Se trata de sustancias grasas que no pueden reparar las células ahora ya desgastadas, ni pueden asegurar una estructura y una impermeabilidad normal a los tejidos de nuestro organismo, como ocurre en cambio con las sustancias grasas naturales, nobles o esenciales, de importancia vital para cada uno de nosotros. Desde el momento en que la normal impermeabilidad de los tejidos se ha perdido, se ha abierto la puerta a los ataques tóxico-infecciosos o de naturaleza alérgica. Las defensas inmunitarias han sido desbaratadas y el equilibrio inmunitario se ha roto. Pero, como hemos ya visto, existe una sola sustancia (el ácido cis-cis-linoleico o vitamina F) que, asegurando la justa impermeabilidad de las membranas celulares y sobre todo de aquellas del revestimiento intestinal, constituye la materia prima de la cual el organismo sintetiza la prostaglandina de paz o PGE 1.La eliminación de los factores de disturbio, o sea de las sustancias grasas industriales, y su sustitución con aceites ricos de vitamina F (biológicamente activos por ser prensados en frío) pueden reestablecer la impermeabilidad normal de los tejidos y por ende la correcta producción de PGE 1. En este modo se viene a reestablecer un equilibrio inmunitario normal, independientemente del modo en el cual se expresa la alteración de ese mismo equilibrio. Y es esto lo que yo misma he observado en mis pacientes. Naturalmente esta reintegración ocurre más velozmente en ausencia de cualquier tipo de sustancia grasa, que aumentaría la necesidad de vitamina F y también entonces su estado de carencia.

 GRUPO IV: INMUNIDAD ABERRANTE (ENFERMEDADES AUTOINMUNES)

 Un tejido que haya fijado una toxina o un virus es por lo tanto considerado extraño al organismo y debe ser eliminado. En el caso de la esclerosis múltiple o a placas se trata de una enfermedad autoinmune en la cual el tejido puesto en la mira es la vaina aislante de mielina de las fibras nerviosas. Es una afección en continua expansión que incumbe sobre la actual sociedad industrializada y ataca a un número siempre mayor de personas, incluso entre los jóvenes. Este tipo de enfermedad, en relación directa con nuestra alimentación forzadamente desvitalizada, se corrige restableciendo una alimentación sana que cancela cualquier forma de disturbio de la digestión, generadora de factores tóxicos. Tomada al inicio, antes que se verifiquen lesiones devastadoras, o sea en los primeros 2 o 3 años después del diagnóstico de la enfermedad, la esclerosis a placas puede ser vencida en el 75% de los casos. Naturalmente esta estadística encuentra confirmación en la experiencia y en el control de centenares de casos durante un período de más de veinte años. Si en cambio la enfermedad está en una fase avanzada, se logra estabilizarla y en ciertos casos son posibles mejoramientos extraordinarios. En el libro "La esclerosis a placas no es incurable" he presentado unos cincuenta casos.

Este texto pertenece al libro "Salvate il vostro corpo" de la Dra. Catherine Kousmine (Edición 1992 de Tecniche Nuove). La edición original en francés "Sauvez votre corps" es de 1987. Hay una edición española hecha por Editorial Javier Vergara.

 

ESCLEROSIS MULTIPLE: EL CASO DE UN MEDICO ESPAÑOL

 Testimonio de cura natural

La Esclerosis Múltiple (EM) es una enfermedad caracterizada por la presencia de lesiones desmielinizantes diseminadas por todo el sistema nervioso central; existen diversas formas de manifestación, cuya intensidad es variable según los casos. Estadísticamente, la EM es una enfermedad que tiene mayor presencia epidemiológica en Norteamérica y Europa, y significativamente menor en Asia, África y Sudamérica; llamativamente, afecta más a las personas económicamente pudientes.Los síntomas que caracterizan a esta enfermedad son debilidad, alteraciones visuales, temblores, ataxia, alteraciones emocionales, deterioro cognitivo, incontinencia urinaria, sordera. La evolución de la enfermedad se da por brotes o crisis y remisiones; también puede avanzar progresivamente sin distinguir claramente las fases de agudización de la enfermedad con aquellas de remisión. Una vez hecho el diagnóstico, el paciente medio tiene una expectativa de vida limitada a unos 25-30 años.

 La alternativa natural

 Lamentablemente, el enfermo promedio sigue inevitablemente este lamentable curso degenerativo, sin remedio para su sufrimiento, simplemente por falta de información; en los últimos 50 años, muchos investigadores han hecho progresos que nos permiten sobrellevar la EM con una calidad de vida muy superior a la que podemos obtener con la medicina alopática. Llevo padeciendo EM por más de diez años, y a pesar de que en los primeros años la enfermedad evolucionó muy rápidamente, dejándome casi paralítico, atáxico, con serios problemas cognitivos, incontinencia urinaria, impotencia sexual..., el descubrimiento de la Medicina Natural me ayudó poco a poco a ir superando aquella triste condición, y aunque con secuelas que vuelven lento mi andar, hoy he recuperado mi lugar en el mundo. Comparativamente con el triste curso degenerativo que siguen la mayoría de los pacientes, las pocas personas que he conocido y siguieron programas similares a este, han detenido el avance de la enfermedad en la mayoría de los casos y lograron revertir muchas de las secuelas que acarreaban.

 La importancia de una buena alimentación

 Fue el Dr. Roy Swank quien ha hecho un trabajo de seguimiento durante varias décadas a un importante grupo de enfermos de EM estudiando la evolución de la enfermedad en comparación con los hábitos alimentarios. Descubrió que aquellas personas que seguían una alimentación muy baja en grasas saturadas de origen animal, tenían una mayor sobrevida. De acuerdo a este trabajo, una persona con EM debería eliminar o limitar a niveles muy mínimos las carnes rojas y todos sus derivados, los huevos y los lácteos. El consumo de aceites vegetales de primera prensada en frío, los cereales integrales, las legumbres, los frutos secos, el pescado, las verduras y las frutas, bien equilibrados, constituyen la mejor opción para aspirar a detener el avance de esta enfermedad.

El estrés y las infecciones

 Epidemiológicamente, los brotes suelen darse con mayor frecuencia después de un episodio de estrés o una infección. En el primer caso, la práctica de meditación o yoga son las mejores opciones para dotar al individuo de herramientas de autocontrol psíquico y que le permitan contar con recursos emocionales para enfrentar su condición. Algunas formas de psicoterapia, como la Programación Neurolingüística, son muy útiles para generar una visión pragmática de la vida y desarrollar estrategias que nos faciliten la reinserción plena en la sociedad, aún con nuestras limitaciones. En cuanto a las infecciones, la prevención es el camino más adecuado; evitar gripes, resfriados, etc., es relativamente accesible si nos aprovechamos correctamente de la Medicina Natural. El propóleo, la equinácea o el ajo, tomados de forma permanente son eficaces para este propósito; en caso de coger una infección, es fundamental aumentar las dosis habituales con el consejo de un profesional. 

Regular la inmunidad 

Puesto que la EM es una enfermedad de tipo autoinmune, es decir que nuestras propias defensas en lugar de ser eficientes en la neutralización de virus, bacterias, hongos o sustancias tóxicas, agreden nuestros propios tejidos; en este caso, el tejido afectado es el sistema nervioso. Para paliar esta situación, la alopatía, cuando cursa un brote, recurre a los corticoides, sustancias que suprimen el fenómeno inflamatorio y deprimen el sistema inmune; esta inmunosupresión, a su vez nos predispone a una infección, causal de nuevos brotes y de mortandad en muchos afectados. Las sustancias arriba mencionadas -ajo, propóleos, equinacea-, además de ser inmunoestimulantes, actúan como inmunoreguladoras. En cualquier caso, los mejores complementos nutricionales para este fin son los aceites con Omega 6 y Omega 3; ambos deben ser ingeridos en forma crónica y en cantidades apreciables. Otros elementos naturales que potencian estos resultados y la posibilidad de éxito, son el fruto del noni, el aloe vera, el cartílago de tiburón, MSM (metilsulfonilmetane) o el camote silvestre mejicano (wild yam).

 Otros recursos

 Los antioxidantes (vitaminas C, E, betacaroteno, los minerales selenio, cinc, magnesio, la coenzima Q10) son una valiosísima ayuda adicional; el ginkgo biloba y la lecitina de soja son tónicos y regeneradores del sistema nervioso cuyos resultados también pueden apreciarse en la respuesta favorable del paciente. Mi experiencia personal, además del valor científico de estos consejos, me dice que cualquier afectado de EM que ponga en práctica estos consejos sólo puede encontrar resultados que mejoren su calidad de vida; basta acercarse a cualquier asociación de esclerosis múltiple para encontrarse con un panorama desolador y carente de esperanzas, razón por la cual, siento que en este caso, la alternativa se convierte en la mejor opción.

 Dr. Pablo de la Iglesia. Naturópata y afectado de EM

Ed. Las Palmeras III apto. 11329600 Marbella  Tel: 952 45 75 81

poreldespertar@yahoo.com.mx     www.poreldespertar.com

La soja y el cáncer de mama

La ingesta de soja se relaciona con un menor riesgo de padecer algunos tipos de cáncer dependientes de hormonas como es el caso del cáncer de mama . El consumo de soja también está relacionado con una disminución del riesgo de sufrir osteoporosis y enfermedades cardiovasculares, es decir, las que afectan al corazón y al riego sanguíneo.

Sus interesantes propiedades

La soja contiene isoflavonas, un tipo de fitoestrógenos con acción antioxidante y a las que la soja debe parte de sus propiedades. Durante el periodo fértil de la mujer, la exposición excesiva a los estrógenos humanos (hormonas sexuales femeninas) constituye uno de los factores de riesgo para desarrollar cáncer de mama así como cualquier otro tipo de cáncer dependiente de hormonas como el cáncer de endometrio o de útero. Si estas hormonas humanas están presentes en niveles demasiado elevados, pueden provocar la división de las células, seguido de un crecimiento incontrolado de las mismas que podría dar lugar a la aparición de un tumor maligno.

Los fitoestrógenos que contiene la soja son estrógenos de origen vegetal. Su forma y estructura es similar a la de los estrógenos humanos, pero poseen una acción más débil sobre las células. El interés que ha despertado la soja se debe por tanto a la posibilidad de que los fitoestrógenos sean susceptibles de reducir el riesgo de una división celular descontrolada. Además se conoce su posible capacidad para tratar o prevenir otras enfermedades y trastornos en los que intervienen los estrógenos como la osteoporosis, las enfermedades cardiovasculares o los síntomas relacionados con la menopausia.

Datos obtenidos en diferentes estudios han comprobado que países como Japón en los que el consumo de soja está muy extendido (se ingiere entre 20 y 50 miligramos de fitoestrógenos al día), el riesgo de padecer cáncer de mama es de cinco a ocho veces menor que en los países de Europa occidental como España, donde el consumo de estas sustancias ronda el miligramo diario.

Existen otros alimentos que poseen fitoestrógenos entre los que se encuentran las legumbres. Éstas contienen cantidades apreciables de fitoestrógenos aunque son bastante inferiores a las presentes en la soja. El té, diente de león, alfalfa, trébol y el ginseng también contienen fitoestrógenos. Sin embargo en el caso del ginseng conviene no abusar de su consumo ya que su exceso puede provocar la aparición de diversos efectos secundarios.

Cómo incluir la soja en la dieta

La soja es una legumbre y por tanto se puede preparar hervida como si se tratara de un plato de lentejas o de garbanzos. Sin embargo, el mercado cada vez ofrece una mayor variedad de productos derivados de la soja que hacen más numerosas las posibilidades de incluirla en la dieta.

- El tofu es la cuajada de la leche de soja. Su sabor es neutro y puede emplearse como ingrediente para las ensaladas o para elaborar platos tan variados como hamburguesas, tortillas, empanadillas...

- El miso, un fermento elaborado con soja y sal marina, es un buen acompañamiento para un plato de arroz.

- El tempeh, procedente de la fermentación de los granos de soja, posee una textura compacta que hace posible que pueda prepararse a la plancha, frito, al vapor, estofado, al microondas, rallado o incorporado en una sopa.

- El seitán es un derivado de la soja con un aspecto muy similar al de la carne por lo que en muchos casos recibe el nombre de "carne vegetal". De hecho, las posibilidades que el seitán ofrece en la cocina son casi tan numerosas como las de la carne, ya que puede prepararse frito, empanado, etc, y acompañarlo de guarnición como si se tratase de un filete.

Existen también otros productos derivados de la soja como el batido de soja o el tamari (salsa de soja) que resultan muy sencillos de incluir en la alimentación. El batido puede consumirse del mismo modo que la leche de vaca, y el tamari resulta muy agradable en sopas y guisos siempre que se utilice en su justa medida ya que posee un sabor bastante intenso.

En el mercado se pueden encontrar diferentes productos como yogures o zumos que incorporan soja en su composición, sin embargo las cantidades de soja que contienen son muy pequeñas. Por tanto, si se desean obtener los beneficios que ofrece la soja lo más conveniente es recurrir a la soja como tal y a sus derivados.

   Las Isoflavonas  

La doble actividad de las isoflavonas, actuando como estrogénicas y antiestrogénicas, confieren a las isoflavonas una serie de cualidades que permiten regular el balance hormonal en la mujer, previniendo la osteoporosis y actuando como potentes antioxidantes que protegen frente al desarrollo de cáncer de mama. Las Isoflavonas causan esto al competir con el propio estrógeno del cuerpo por los mismos sitios receptores en las células. Algunos de las enfermedades por estrógeno excesivo pueden disminuirse de esta manera, también tienen actividad estrogénica. Si durante la menopausia, el nivel natural del cuerpo del estrógeno cae, las isoflavonas pueden compensar esto uniéndose a los mismos sitios del receptor de tal modo que alivian los síntomas de la menopausia.

¿Qué son las isoflavonas? Las isoflavonas son sustancias vegetales secundarias, que pueden actuar como estrógenos en el cuerpo y tener funciones protectoras, se encuentran principalmente en la soya, alfalfa, diente de león, trébol y su capacidad terapéutica es mayor que la de otras sustancias fitoestrogénicas como los lignanos. Los efectos de las isoflavonas son menores en poder que las hormonas del estrógeno. Esta es la razón por la cual las isoflavonas ejercen un efecto estabilizador cuando el nivel de estrógenos es bajo, por ejemplo durante la menopausia, también reducen el efecto del estrógeno en las células y las capas de la piel cuando los niveles de la hormona son altos, y  esencialmente, reducen el riesgo de cánceres ligados al estrógeno. Observaciones en el aspecto nutricional han demostrado que las enfermedades y los apuros mencionados anteriormente son infrecuentes en los países en donde se consume soya, porque la soya aporta isoflavonas al organismo. Dentro de las isoflavonas encontramos la daidzeína y la genisteína.

Mecanismo de acción: Los estrógenos, como todas las hormonas, actúan usando los receptores situados en la célula, que provoca una cierta reacción. Los alfa receptores se ligan a un riesgo de cánceres relacionados con estrógenos. Por otra parte, los beta receptores solamente dan efectos favorables. El reparto de estos dos tipos de receptores en las células y los órganos es diferente. Este descubrimiento permitió que entendiéramos porqué los isoflavonas pueden actuar diferentemente que los estrógenos aunque la estructura de isoflavonas es similar a los estrógenos.

Actividad estrogénica ¿Cómo podemos explicar que las isoflavonas tienen un efecto estrogénico y un efecto antiestrogénico? Las isoflavonas presentan una acción estrogénica débil, 1/1000 a 1/100.000 de la del estradiol. Cuando los niveles naturales de estrógenos son bajos, las isoflavonas pueden ayudar a los estrógenos activando los beta receptores. Cuando los niveles naturales del estrógeno son altos, por ejemplo durante adolescencia, las isoflavonas se unen a los alfa receptores y evitan que los estrógenos naturales se unan con estos.

 ¿Cómo las isoflavonas influencian en la salud? Las isoflavonas activan los beta receptores y refuerzan las características estrogénicas favorables. Por otra parte, las isoflavonas protegen los alfa receptores del estrógeno. Por lo tanto la propensión a los cánceres relacionados al estrógeno es más baja. Los beta receptores, que ejercen efectos favorables para la salud, se pueden encontrar principalmente en las células de la sangre, los pulmones, la próstata, la vejiga, huesos y timo. Las isoflavonas estimulan su función incluso después de que el nivel de estrógenos ha disminuido.

El alfa receptor se encuentra principalmente en el tejido de las mamas, el útero, los ovarios, los testículos y el hígado. En esos lugares, las isoflavonas protegen el receptor contra los estrógenos y ayudan a reducir la propensión a los tumores.

Regulación del equilibrio hormonal durante menopausia: Las isoflavonas regulan los niveles del estrógeno en el cuerpo, desempeñan un papel importante cuando el nivel del estrógeno es bajo. Durante la menopausia el nivel de estrógenos cae y causan los síntomas típicos como los sofocos, fatiga, sudor nocturno, cambios en el estado de ánimo, oscilaciones del humor, sequedad vaginal y dolores de cabeza. Recientes estudios han encontrado que  disminuyen o alivian estos síntomas de la menopausia, llegando a ser menos severos. Además incrementa la densidad ósea en las mujeres. De hecho, muchos problemas de salud, menopáusicos y post-menopáusicos, pueden ser el resultado de una falta de isoflavonas en la dieta Occidental típica.  

Otras acciones de las isoflavonas: Hay indicios de que pueden parar el crecimiento de las células del cáncer con la inhibición de la réplica y de la reducción de la DNA en la actividad de varias enzimas, dado a sus efectos antioxidantes, como a la inhibición de varios factores del crecimiento de estos tumores. Los beneficios de las isoflavonas van más allá de reducir el riesgo de cáncer a largo plazo. También reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares por medio de distintos mecanismos, inhibiendo el crecimiento de las células que forman la placa que obstruye la arteria. Estas arterias normalmente forman coágulos de sangre que pueden llevar a un ataque cardíaco, son eficaces para disminuir el nivel del colesterol.

Protege contra los problemas de la próstata. Comiendo productos ricos en Isoflavonas se puede proteger contra el agrandamiento de la glándula prostática masculina. Los estudios muestran que retardan el crecimiento de cáncer de próstata y eliminan las células de cáncer de próstata.

Las Isoflavonas mejoran la salud ósea, contribuyendo a mantener una buena salud ósea, ayudando en la prevención de la osteoporosis, evitando la pérdida de masa ósea en mujeres perimenopáusicas. Ésta es la razón por la que la gente en China y Japón tiene muy raramente osteoporosis, a pesar de su bajo consumo de productos lácteos, mientras que en Europa y Norteamérica sucede lo contrario. A diferencia del estrógeno, que ayuda a la prevención de la destrucción del hueso, la evidencia sugiere que las isoflavonas también pueden ayudar en la formación del nuevo hueso. Se ha visto que el consumo de 40 g de proteínas de soya por día (90 mg de isoflavonas) durante 6 meses, aumentan significativamente la densidad mineral ósea vertebral en mujeres postmenopáusicas.

 Acción antitumoral y anticancerígena. Las isoflavonas compiten con los estrógenos producidos por el cuerpo o introducidos y previenen que éstos activen los receptores de estrógenos disminuyendo así las probabilidades de desarrollar cánceres relacionados con hormonas, ayudan además a prevenir el proceso de formación de nuevos vasos sanguíneos, propios de la formación de un tumor. De esta forma se deja al tumor sin fuente de alimentación impidiendo que crezca y se facilita que el organismo pueda eliminarlo. La genisteína ha demostrado tener un efecto en la célula del cáncer de próstata, disminuyendo el crecimiento tumoral. Las mujeres que comieron  productos de la soya y otras comidas ricas en isoflavonas redujeron el riesgo de cáncer endometrial en un 54%.

Las isoflavonas son antioxidantes naturales, tienen potentes propiedades antioxidantes, comparables al de la vitamina E. pueden reducir el riesgo a largo plazo de cáncer, previniendo el daño de los radicales libres en el ADN. El Genistein es el antioxidante más potente entre las isoflavonas, seguido por el daidzein.

Las isoflavonas tienen una influencia en la salud de las mujeres durante la menopausia pero también antes y durante los años reproductivos (pre-menopausia).

El consumo de isoflavonas durante la pubertad, cuando el pecho femenino se desarrolla, parece proteger a la mujer más adelante en su vida contra el cáncer. Los estudios demuestran que las mujeres que comieron en la semana más de 3 porciones de soya durante la adolescencia demostraron una reducción del riesgo en un 40% del cáncer de mama comparado con las que no consumieron la soya.

Además protegen contra el desarrollo de cáncer de mama, lo que no sucede con otras terapias hormonales a base de medicamentos sintéticos, que incluso podrían provocar futuros tumores.

Las isoflavonas podrían aumentar la longitud del ciclo menstrual y moderar la alteración de los niveles de esteroides. Un estudio británico encontró que las mujeres a quienes se les dieron 60 gramos de soya al día tenían ciclos menstruales más largos. Las mujeres asiáticas, que ingieren más soya sobre una base diaria, tienen generalmente ciclos menstruales más largos que mujeres occidentales. La investigación sugiere que la disminución del nivel de mortalidad de mujeres japonesas por cáncer de mama pueda, en parte, ser debido al consumo del alimento que contiene las isoflavonas de la soya. Los niveles de hormonas esteroides y de la duración menstrual del ciclo son factores de riesgo conocidos para el cáncer de mama. Un ciclo menstrual creciente es beneficioso porque éste da lugar a menos tiempo que las células del pecho estén expuestas a niveles más altos del estrógeno.

Metabolismo de las isoflavonas

Formación de aglycones: El efecto biológico de las isoflavonas depende de su forma química y el propio metabolismo de cada individuo. Las isoflavonas existen en alimentos en su forma conjugada lo que significa que las isoflavonas están conectadas con la molécula del azúcar. Cuando son ingeridas, estas isoflavonas conjugadas experimentan la hidrólisis por las b-glucosidasas en el intestino, lanzando los principales aglycones bioactivos (daidzeína y genisteína). Estos aglycones se absorben o metabolizan en metabolitos específicos tales como equol.

¿Por qué es tan importante una buena digestión? Las isoflavonas son transformadas por las bacterias de la flora intestinal durante la digestión. Una vez transformadas por el intestino, ejercen sus efectos benéficos en el cuerpo. Se ha observado una disminución de la absorción en el intestino después de un largo período de consumo de antibióticos o en el caso de diarrea. Esto puede dar lugar a una reducción de las funciones protectoras de estas sustancias para el cuerpo. Para obtener una absorción regular de isoflavonas, los alimentos ricos en las mismas o los suplementos de isoflavonas se deben separar durante el día. Las isoflavonas tienen una vida media de siete u ocho horas en el plasma sanguíneo después de las cuales son excretadas por el organismo, y, por eso, para poder beneficiarse de sus propiedades se recomiendan ingerirlas en dos dosis diarias.

Influencia de la dieta en metabolismo de las isoflavonas: El metabolismo adicional de aglycones es influenciado por la dieta. Un alto ambiente de carbohidratos, causa una creciente fermentación intestinal y da lugar a que más isoflavonas se transformen en equol. Esto puede ser relevante porque la potencia del equol es más alta que la de su precursor de la planta, daidzeína. También, las bacterias intestinales tienen un efecto en el metabolismo de las isoflavonas. Cuando la flora intestinal es baja (los antibióticos, los animales sin gérmenes, los bebés recién nacidos) el metabolismo también cae. En animales libres de gérmenes se ha demostrado que no hay aparición de isoflavonas en sangre o bilis.

Como los estrógenos endógenos (estradiol), las isoflavonas se metabolizan en el intestino e hígado. La absorción sucede a lo largo del intestino y se secreta en bilis y orina. La excreción de las isoflavonas puede variar fuertemente entre los individuos. Esto puede ser influenciado por el hecho de que cada persona tiene su propia microflora intestinal específica. Una vez que el equol absorbido demuestre menos afinidad se limitará a las proteínas del suero y por lo tanto tiene una mayor disponibilidad que el estradiol. Cuando la soya se consume sobre una base regular (50 mg isoflavonas por día), los niveles del plasma del isoflavonas exceden lejos a las concentraciones normales del estradiol. Para maximizar la efectiva exposición a las isoflavonas es necesario su consumo varias veces al día obteniéndose mejores resultados en lugar de consumir una dosis mayor una sola vez. Esta observación condujo a la hipótesis de que las isoflavonas serían biológicamente activas, los beneficios en la salud podrían explicar la incidencia relativamente baja de enfermedades hormona-dependientes en los países en los cuales la soya es un alimento principal.

Las Isoflavonas pueden encontrarse en muchas comidas pero la fuente más abundante de isoflavonas es el poroto de soya. Otras fuentes de isoflavonas son: el trébol rojo, alfalfa. Es conveniente agregar diente de león a los preparados por sus propiedades medicinales que benefician en la menopausia, síndrome premenstrual.

El trébol rojo es una planta perenne con trifoliado. Su nombre deriva en parte de sus flores, que son fragantes y pueden extenderse de color de blanco a un rojo oscuro. El trébol rojo es un miembro de la familia de la legumbre y ha sido utilizado por todo el mundo como fuente del heno para los ganados, los caballos y las ovejas. Los estudios demuestran que el trébol rojo contiene grandes cantidades de compuestos de isoflavona, como la genisteina, que tienen propiedades tipo estrogénicas leves. Zgórka (2009) estudia los preparados con TM de trébol encontrándolos eficaces y seguros. En un estudio anterior Powles et al. (2008) luego de tres años, apoya la creciente evidencia de que el tratamiento con isoflavonas de trébol rojo es seguro y bien tolerado en mujeres sanas. Las isoflavonas  benefician la densidad mamaria, la fuerza del esqueleto y la condición cardiovascular. El efecto beneficioso de los isoflavonas del trébol rojo es muy similar al encontrado con los isoflavonas de la soja, reduce síntomas de la menopausia, ayuda a mantener la densidad de los huesos en mujeres menopausicas y peri-menopausicas, ha demostrado que reduce el colesterol. Se consume como T.M., té, capsulas.

La Alfalfa:(medicato sativa) Es una excelente fuente de clorofila, ácido fólico, posee también sustancias hormonales que le confieren actividad estrogénica (se encontraron tres con estructura típica de isoflavonas (Molinero, 1992) genisteína, cumestrol, daidzeína por lo cual, resulta muy útil para tratar la menopausia, reduce los efectos del climaterio. (Quattrucci E. 1987; Dweck, A. 2009), también como un estímulo para la llegada de la menstruación y en cuadros de osteoporosis pues hay una mayor incorporación de calcio en los huesos en las mujeres que consumen alfalfa. Se ha encontrado también una sustancia antigonadotropica capaz de interferir la lutehormona (LH) en el Sindrome de CUSHING (alguno de los sintomas son: debilidad muscular, crecimiento de los pelos en el cuerpo, a las mujeres le sale bigote o barba es una sobre-actividad en la corteza o exterior de las glándulas adrenales) Se consume en forma de brotes, como ensalada, semillas en decocción, T.M.

La soya contiene isoflavonas (genisteína, daidzeína, gliceteína), sustancias químicas que desde hace algunos años son objeto de especial atención y estudio. Las isoflavonas están presentes en cantidades relativamente grandes en virtualmente todos los productos de soya, son bastante estables y no se destruyen bajo condiciones normales de cocción.

Diente de León (Taraxacum officinale) preventivo del CA de mamas, atenúa los síntomas del climaterio, disminuye el estrés, favorece la absorción del calcio (Muñoz Peñaloza, 2006) por su cualidades depurativas hepáticas, renales y como laxante suave ayuda a eliminar exceso de estrógenos, hay tres tipos de estrógenos: estrona, estradiol y estriol. Los dos primeros (especialmente el estradiol) estimulan el crecimiento celular en las mamas, el estriol no. Tras terminar su vida útil, estrona y estradiol son transformados en el hígado en estrógeno C2 (estrógeno bueno), C16 (estrógeno malo) o estriol. El C2 es inocuo, mientras que C16 es un agente promotor de cáncer. Se encuentra en la sangre de las mujeres con cáncer de mama en cantidades más elevadas que las mujeres que no lo padecen. El estado del hígado es fundamental en la forma en que esta conversión se produce. Si se encuentra en buenas condiciones, el proceso de conversión será más eficaz, aumentando la producción de “estrógeno bueno” (Estriol, C2), y disminuyendo la de “estrógeno malo” (estrona, estradiol y C16). Una segunda fase de la eliminación es el intestino. Los estrógenos sobrantes se vinculan a la fibra alimentaria y se eliminan por las heces. Un tránsito lento favorece la putrefacción intestinal y la reabsorción de estrógenos por la mucosa intestinal (Fernandez del Castillo, 2006). Utilizándose por su contenido vitamínico en la displasia mamaria aliviando el malestar, la tensión mamaria y el síndrome premenstrual (Greenlee, 2007). Como remineralizante (Bradley, 1992) donde se necesita el aporte de vitaminas y minerales (Ratera y Ratera, 1980) se consume como ensalada, infusión, T.M.

Suplementos de isoflavonas Hay muchos de suplementos de isoflavonas en el mercado. La mayoría de estos suplementos contienen los isoflavonas que se extraen de la soja o del trébol rojo. Pueden ser considerados como productos naturales. La ipriflavona es un derivado sintético de las isoflavonas para las que estudios experimentales en animales y en humanos había sugerido una actividad osteoblástica. La ipriflavona está disponible como suplemento nutricional.

Estrógenos y menopausia ¿Qué es la menopausia? La menopausia es el periodo que termina la fase reproductiva de la mujer. La menopausia empieza al terminar la menstruación. Con el tiempo, los ovarios pierden gradualmente la habilidad de producir estrógeno y progesterona, las hormonas que regulan el ciclo menstrual. Como la producción de estrógeno disminuye, la ovulación y menstruación se detienen. La menstruación puede detenerse antes debido a una enfermedad o a una histerectomía, en estos casos hablamos de menopausia inducida.

En Europa y en América del Norte, la menopausia ocurre normalmente a los 50-55 años de edad. La edad y síntomas de la menopausia también tienen una influencia genética fuerte. Como una regla empírica, la mujer que empezó la menstruación temprano es más probable que experimente la menopausia antes.

La peri-menopausia es el periodo de cambios graduales que llevan a la menopausia. Algunas mujeres pueden experimentar la peri-menopausia a los 35 años, puede tardar unos meses o incluso años. Durante la peri-menopausia, se reduce la velocidad de producción de estrógeno y los niveles del mismo fluctúan. Esto causa los síntomas similares a la pubertad, pero más intensos. La post-menopausia es el periodo después de la menopausia.

Los síntomas de la menopausia son diferentes e individuales en cada mujer. Algunas experimentan síntomas que sus amigas nunca sintieron. La duración y severidad de los síntomas es variable. La menopausia es una parte natural de la vida, algunas mujeres lo pasan con más dificultad que otras. 

Los síntomas psicológicos de menopausia: La ansiedad, la dificultad de concentración, la exageración al menor problema, fácil irritabilidad, el olvido y los cambios de humor son los problemas psicológicos típicos. Los estudios indican que en muchos casos la depresión se relaciona más con las circunstancias que con la menopausia en sí misma. Otros eventos, como los cuidados de parientes mayores, jubilación, divorcio o viudez, los niños creciendo y yéndose de la casa ocurren por lo general alrededor del periodo de la menopausia. También algunos problemas pueden causarse indirectamente debido a la perturbación en el sueño. En la menopausia se debe ejercitar regularmente. Esto ayudará a mantener su equilibrio hormonal y a preservar la fuerza ósea. El hablar con otras mujeres, que están pasando a través de menopausia, puede ayudar con síntomas emocionales. Las mujeres que se acercan a la menopausia se quejan a menudo por pérdida de la memoria e inhabilidad para concentrarse.

Los calores es el síntoma que más incomoda en la menopausia. Los calores pueden comenzar 4 años antes de que finalice la menstruación, pero ellos continúan generalmente un año o dos después de menopausia. Los calores son ondas repentinas de calor del cuerpo, generalmente en la cara o el pecho. Pueden ser acompañados de palpitaciones, transpiración, frialdades o sudoración nocturna. Los calores causan cambios en el control de la temperatura del cuerpo.

Durante menopausia se puede experimentar insomnio o sueños disturbados. Estos pueden manifestarse de muchas formas incluyendo la dificultad para dormir o despertarse durante la noche. La menopausia puede conducir a la fatiga durante el día.

La sequedad vaginal y menor elasticidad en tejidos son problemas comunes de la menopausia, efecto es debido a la disminución del nivel de estrógeno. La sequedad vaginal puede causar irritación y dolor durante la copulación. El interés en copular puede declinar y es también muy común el no alcanzar el orgasmo. Los lubricantes vaginales pueden hacer la copulación menos dolorosa.

La incontinencia aumenta con la edad y hay evidencia de que la pérdida del estrógeno desempeña un papel importante. Durante la menopausia, los tejidos en la zona urinaria también cambian, a veces dejando mujeres más susceptibles a la pérdida involuntaria de orina, particularmente si hay ciertas enfermedades crónicas o las infecciones urinarias están también presentes. Ejercítese, tosiendo, riendo, levantando objetos pesados, o movimientos similares que aplican presión en la vejiga y que pueden hacer que se escapen pequeñas cantidades de orina. La carencia del ejercicio regular puede contribuir a esta condición. Es importante saber que el entrenamiento de la vejiga es un tratamiento simple y eficaz para la mayoría de los casos.

Importancia del estrógeno para las mujeres: Los estrógenos son las hormonas más importantes que influencian la vida de mujeres, son las hormonas responsables de las características sexuales femeninas tales como desarrollo de las mamas y el ciclo menstrual. Para las mujeres jóvenes, la pubertad empieza cuando la producción del estrógeno aumenta en los óvulos. El nivel del estrógeno sigue siendo relativamente igual durante 25 años, después de lo cual disminuirá constantemente. El cuerpo intenta combatir este problema produciendo otras dos hormonas en la hipófisis: la hormona que estimula del óvulo (FSH) y la Hormona de Luetinisante (LH). Sin embargo, los niveles disminuidos del estrógeno y la producción creciente de FSH y de la LH crean síntomas tales como calores o sudores de la noche. Hay tres formas principales de estrógeno encontradas en el cuerpo humano: el estrone, el estradiol y el estriol. El Estradiol es el tipo más comúnmente medido de estrógeno para las mujeres no embarazadas. La cantidad de estradiol en la sangre varía a través de su ciclo menstrual. Después de la menopausia, la producción del estradiol cae a un nivel muy bajo pero constante.

En los hombres, la FSH y la LH son necesarios para la formación del esperma y el estímulo de la síntesis de la testosterona. Entonces no sorprende que los hombres demuestren a veces los mismos síntomas que las mujeres.

Los estrógenos tienen un papel importante en la tensión de la piel, estabilizan y hacen los huesos más fuertes, protegen contra arteriosclerosis y tienen un efecto importante en los vasos sanguíneos.

 Terapia del reemplazo de la hormona (HRT) Cuando los niveles del estrógeno disminuyen y comienza la menopausia, entonces los riesgos principales se convierten en osteoporosis y arteriosclerosis. Ésta es la razón por la que los doctores tienden a prescribir productos basados en hormonas como terapia. El HRT fue creado para ser la droga de la maravilla que mejoraría la calidad de la vida durante la menopausia. Sin embargo, como las hormonas activas tienen otras funciones importantes en el cuerpo, es posible tener efectos indeseados. El Estradiol (un estrógeno) interviene en varios cánceres. El alto nivel del estrógeno aumentará el riesgo para el cáncer de mama. La terapia convencional de la hormona no es la única opción disponible. Las mujeres que no desean tomar hormonas pueden utilizar los suplementos de las isoflavonas para manejar sus síntomas menopáusicos y otros riesgos.

 Literatura sobre isoflavonas

The clinical use of a preparation based on phyto-oestrogens in the treatment of menopausal disorders. Acta Biomed Ateneo Parmense. 2003 Dec;74(3):137-43

Soy protein and isoflavones: their effects on blood lipids and bone density in postmenopausal women. Am J Clin Nutr. 1998 Dec;68(6 Suppl):1375S-1379S

Isoflavones from red clover improve systemic arterial compliance but not plasma lipids in menopausal women. J Clin Endocrinol Metab 1999 Oct;84(10):3647

Alternative treatments for menopause symptoms. Systematic review of scientific and lay literature. Can Fam Physician. 1998 Jun;44:1299-308

Effects of Phytoestrogens on Bone Turnover in Postmenopausal Women with a History of Breast Cancer. The Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism Vol. 89, No. 3 1207-1212

Dietary isoflavones: biological effects and relevance to human health. J Nutr. 1999 Mar;129(3):758S-767S

Biological effects of a diet of soy protein rich in isoflavones on the menstrual cycle of premenopausal women. Am J Clin Nutr. 1994 Sep;60(3):333-40

Phytoestrogens: the biochemistry, physiology, and implications for human health of soy isoflavones. American Journal of Clinical Nutrition, Vol 68, 1333S-1346S

Tsunoda N, Pomeroy S, Nestel P. Absorption in humans of isoflavones from soy and red clover is similar. J Nutr 2002 Aug;132(8):2199-201

Isoflavones and Functional Foods Alter the Dominant Intestinal Microbiota in Postmenopausal Women. Journal of Nutrition 135:2786-2792, December 2005

Factors Affecting the Bioavailability of Soy Isoflavones in Humans after Ingestion of Physiologically Relevant Levels from Different Soy Foods. J. Nutr. 136:45-51, January 2006

Bioavailability of Isoflavones after Ingestion of Soy Beverages in Healthy Adults. J. Nutr. 136:2291-2296, September 2006

Method of defining equol-producer status and its frequency among vegetarians. J Nutr. 2006 Aug; 136(8):2188-93

Artículo recopilado de Isoflavones.info.

Isoflavones.info no se piensa como consejo médico. La información sobre los isoflavonas es solamente informativa y educativa. La información no es un substituto para hablar con su profesional de salud. ©2006, Isoflavones.info.

 

La Vitamina D en el Ca de Próstata

Las células de la próstata usan la vitamina D para promover su crecimiento normal e impedir, si se diera el caso, la reproducción de células cancerígenas La vitamina D podría tener un papel muy importante en la prevención de esta enfermedad. El calcitriol, una de las formas más activas de la vitamina D y que tiene actividad hormonal, se ha convertido en un agente preventivo muy prometedor, según afirman los investigadores del 'Roswell Park Cancer Institute'.

Papel del calcitriol

El cacitriol se utiliza tradicionalmente para tratar enfermedades debidas a la carencia de vitamina D, como el raquitismo, y para regular la hormona paratiroidea que controla el equilibrio del calcio y fósforo en el organismo. Pero los últimos descubrimientos ponen de manifiesto una potente actividad anticancerígena. En experimentos 'in vitro', se ha demostrado que el calcitriol impide el crecimiento de las células tumorales, inhibiendo la formación de su material genético y rompiendo su ciclo de vida. Además, regula la acción de las proteínas que tienen influencia sobre el crecimiento del tumor. Los estudios demuestran que la progresión del cáncer de próstata es más lenta con la administración de la forma activa de vitamina D El segundo paso se ha dado con la investigación "in vivo", estudiando los efectos del calcitriol en organismos vivos. En este caso se ha inducido en ratones el cáncer andrógeno independiente, que significa que ya no responde a tratamiento hormonal, y se ha observado que la progresión del cáncer es más lenta cuando se les administra la forma activa de la vitamina D. El tercer paso, crucial en el avance de la investigación, ha sido comenzar el estudio en seres humanos. El desarrollo de una pastilla con calcitriol, la DN-101, que se administra junto con el medicamento quimioterapéutico docetaxel, es la base de la experimentación actual que lleva a cabo el equipo de investigadores liderado por Tomas Beer, del Oregon Health & Science University Cáncer Institute. Las últimas conclusiones apuntan a que el tratamiento de quimioterapia junto con calcitriol está asociado a un aumento de la supervivencia de los enfermos. Además, se ha comprobado que el suplemento de vitamina D no afecta ni aumenta la toxicidad de la quimioterapia. Sin embargo, los autores del estudio aseguran que son necesarias más investigaciones para poder extrapolar los resultados a la práctica clínica.

Sol protector

El ser humano puede cubrir las necesidades de vitamina D a través de la alimentación, como pescado azul, queso, yema de huevo, mantequilla, nata y yogur, entre otras. No obstante, el organismo también es capaz de producir vitamina D cuando está expuesto suficientemente a la luz del sol. En una investigación avalada por el Cancer Research Program of the California Department of Health Services, se ha observado que los hombres con alta exposición solar tienen la mitad de riesgo de desarrollar cáncer de próstata en comparación con los que reciben poca irradiación. La causa, según los investigadores, es que tienen más vitamina D disponible y su organismo se beneficia de su función protectora. El responsable de la investigación, David Van Den Berg de la University of Southern California, insiste en que «una sobre-exposición a la luz solar no puede ser una prevención factible, ya que podría aparecer cáncer de piel, por eso es muy importante considerar los alimentos ricos en vitamina D e intentar impedir un déficit en la ingesta de este nutriente».

¿Más vitamina D para todos?

 Debido a las numerosas evidencias que apuntan a que la deficiencia de vitamina D está relacionada con el cáncer de colon, mama y ovario, científicos del Moores Cancer Center han lanzado una llamada de atención a los organismos responsables de la Salud Pública para considerar un aumento en las recomendaciones de la ingesta de vitamina D. Su propuesta es incrementar la ingesta diaria de vitamina D hasta 1.000 unidades internacionales (IU) diarias, equivalente a 25 microgramos de vitamina. La preocupación por la deficiencia poblacional de vitamina D ha impulsado proyectos como el europeo OPTIFORD, para investigar si el enriquecimiento de los alimentos con vitamina D es una estrategia factible para remediar la insuficiencia de este nutriente en la población. Por el momento, las autoridades sanitarias establecen un máximo recomendado para adultos sanos de 400 unidades diarias de colecalciferol (equivalente a 10 microgramos de vitamina D), pero numerosos científicos abogan por aumentar esta cantidad. La dificultad radica en que está pendiente de establecerse el máximo aporte tolerable de este nutriente, ya que el exceso resulta tóxico.

 EL CANCER/ DE QUE SE ALIMENTA

LAS CELULAS DE CANCER SE ALIMENTAN DE…
a. AZUCAR es un alimento del cáncer. No consumiendo azúcar se corta uno de los mas importantes elementos de las células cancerigenas.
Existen sustitutos del azúcar como sacarina pero esos están hechos con Aspartame y es muy nocivo. Un mejor sustituto del azúcar es miel de manuka o melaza pero en pequeñas cantidades. La hierba Estevia es una de las mejores alternativas como sustituto del azúcar. La SAL tiene un químico que se le agrega para que se vea blanca. Una mejor alternativa para la sal es la sal de mar o sales vegetales.
b. LECHE causa al cuerpo la producción de mucus, especialmente en el conducto intestinal. Las células cancerigenas se alimentan de mucus, eliminando la leche y sustituyendo por leche de soya, las células de cáncer no tienen que comer por consiguiente se mueren.
c. Las células de cáncer maduran en un medio ambiente ácido.
Una dieta basada en CARNE ROJA es ácida, es mejor comer PESCADO, y un poco de pollo, en lugar de carne vacuna o cerdo. La carne además tiene antibióticos, hormonas y parásitos, que son muy nocivos, especialmente para las personas con cáncer.
d. Una dieta de 80 % de vegetales frescos y jugos, granos, semillas, nueces, almendras y solo un poco de frutas ponen al cuerpo en un ambiente alcalino. Solo un 20% se debe consumir en comidas cocidas, incluidos los porotos. Jugo de vegetales frescos proporcionan al cuerpo coenzimas que son fáciles de absorber y llegan a las células después de 15 minutos de haber sido consumidos para nutrir y ayudar a formar células sanas. Para obtener enzimas vivas que ayudan a construir células sanas se debe tratar de tomar jugos vegetales (casi todos, incluido alfalfa) y comer muchos vegetales frescos 2 o 3 veces al día.
e. Evitar tomar CAFÉ, TE NEGRO Y CHOCOLATE, pues tienen mucha cafeína. El TE VERDE es una mejor alternativa y tiene propiedades que combaten al cáncer. EL AGUA es mejor tomarla purificada, o filtrada para evitar las toxinas y metales pesados del agua de la canilla. Agua destilada es ácida, no tomarla.
f. La proteína de la carne es muy difícil de digerir y requiere muchas enzimas. La carne que no se digiere queda en los intestinos y se putrifica y lleva a la creación de mas toxinas.
g. Las paredes de las células de cáncer están cubiertas por una proteína muy dura. Evitando de comer carne estas paredes liberan mas enzimas que atacan las proteínas de las células de cáncer y permite al sistema inmunológico destruir las células cancerigenas.
h. Algunos suplementos ayudan a reconstruir el sistema inmunológico: anti-oxidantes, vitaminas, minerales, EFAs (aceite de pescado) para ayudar a las células a luchar y destruir las células cancerigenas. Otros suplemento como la vitamina E son muy conocidas porque causan apoptosis, el método normal del cuerpo de eliminar las células innecesarias o defectuosas.
 

CANCER ES UNA ENFERMEDAD DE LA MENTE, EL CUERPO Y EL ESPIRITU.
Una mas activa y positiva actitud ayudará a combatir al enfermo de cáncer a convertirse en un sobreviviente. La rabia, la incomprensión, el no perdonar pone al cuerpo en una situación de estrés y en un medio ambiente ácido. Aprender a tener un espíritu amable y amoroso con una actitud positiva es muy beneficioso para la salud. Aprender a relajarse y disfrutar de la vida.
Las células de cáncer no pueden vivir en un ambiente oxigenado.
Ejercicio diario, y respiración profunda ayuda a recibir más oxigeno hasta niveles celulares. Terapia de oxigeno es otro elemento que ayuda a destruir las células de cáncer.
a. No contenedores de plástico en el microondas
b. No botellas de agua en el freezer
c. No papel plástico en el microondas
d. No ponga en el freezer sus botellas de agua de plástico ya que el plástico elimina dioxina y envenena el agua.
e. Químicos como las dioxinas causan cáncer, especialmente de seno. Dioxina es muy destructiva especialmente para las células del cuerpo. Recientemente, el doctor Edward Fujimoto, Wellnes Program Manager at Castle Hospital, estuvo en un programa de televisión y explicó el peligro de la dioxina. El dijo que no tenemos que poner contenedores de plástico en el microondas. Especialmente las comidas que tienen grasas. El dijo que la combinación de grasa y calor fuerte con el plástico elimina dioxina dentro de la comida y por consiguiente luego a nuestro cuerpo. En su lugar se puede usar vidrio, como Pirex o cerámica para calentar la comida.
 

Salud hepática en la prevención del cáncer de mama

A diferencia de otros tipos de cáncer, el de mama está fuertemente influenciado por nuestro estado endocrino, y más concretamente por los estrógenos, cuya eliminación al termino de su vida útil está condicionada por el estado del hígado y los intestinos.

A diferencia de otros tipos de cáncer, el de mama está fuertemente influenciado por nuestro estado endocrino, y más concretamente por los estrógenos, hormonas estimulantes de la replicación celular que en la edad adulta contribuyen a la renovación de los tejidos. La sensibilidad de las células mamarias al estímulo de los estrógenos se debe a la alta concentración de receptores de estrógenos en sus membranas. Estas hormonas son sintetizados por los ovarios, pero también por la grasa corporal. Una vez terminada su vida útil se eliminan a través del hígado, por medio de la bilis, previa conversión en otros metabolitos. Igual que hay varios tipos de colesterol, “buenos” (HDL) y “malos” (LDL), también hay estrógenos “buenos” y “malos”. Los primeros son los que promueven el cáncer de mama, los segundos no. Los lácteos, por su contenido en hormonas de crecimiento y los pesticidas por su efecto imitador del estrogénico tienen también un efecto hormonal. Hay tres tipos de estrógenos: estrona, estradiol y estriol. Los dos primeros (especialmente el estradiol) estimulan el crecimiento celular en las mamas, el estriol no. Tras terminar su vida útil, estrona y estradiol son transformados en el hígado en estrógeno C2 (estrógeno bueno), C16 (estrógeno malo) o estriol. El C2 es inocuo, mientras que C16 es un agente promotor de cáncer. Se encuentra en la sangre de las mujeres con cáncer de mama en cantidades más elevadas que las mujeres que no lo padecen. El estado del hígado es fundamental en la forma en que esta conversión se produce. Si se encuentra en buenas condiciones, el proceso de conversión será más eficaz, aumentando la producción de “estrógeno bueno” (Estriol, C2), y disminuyendo la de “estrógeno malo” (estrona, estradiol y C16). Se ha comprobado, por ejemplo, que el carbinol-3-indole (lo contienen las crucíferas: brócoli, repollo, coles de bruselas, rabanitos, etc.), disminuye la producción del estrógeno “malo” (C16) y aumenta la de estrógeno “bueno” (C2, estriol). Una segunda fase de la eliminación es el intestino. Los estrógenos sobrantes se vinculan a la fibra alimentaria y se eliminan por las heces. Un tránsito lento favorece la putrefacción intestinal y la reabsorción de estrógenos por la mucosa intestinal. Un exceso de grasas animales favorece que el estrógeno quede libre en el intestino y suceda lo mismo. El hígado es también el órgano fundamental de detoxificación de la sangre. A mayor cantidad de tóxicos que depurar, mayor su sobrecarga, lo que puede afectar su labor eliminadora del estrógeno. Las amas de casa sabemos que es mucho más práctico no ensuciar que limpiar. Con el hígado pasa lo mismo: es importante disminuir su trabajo, evitando en la medida de lo posible lo que le intoxica: tabaco, alcohol, pesticidas, grasas saturadas y animales, alimentos ahumados y braseados, exceso de carbohidratos rápidos (dulces, bollería, etc.), productos lácteos grasos, productos químicos, etc. Además de una dieta limpia, baja en grasas y alta en fibra vegetal (verduras, frutas, cereales integrales, legumbres... de cultivo biológico) también se pueden recurrir alimentos beneficiosos para el hígado: Una verdura tradicionalmente utilizada para mejorar la función hepática es la Alcachofa. Tiene una acción regeneradora de la célula hepática y estimulante de la vesícula biliar e hipocolesterolemiante. Se puede encontrar en ampollas de zumo en combinación con Rábano negro, también interesante por su beneficiosa acción sobre el hígado y vesícula biliar. La achicoria es una verdura amarga con beneficiosos efectos sobre el hígado, y fácilmente incorporable a las ensaladas. Entre las plantas medicinales que ayudan a depurar y mejorar la función hepática destacan: el Diente de León, por sus propiedades depurativas hepato-renales; el Cardo Mariano, que incrementa la velocidad con que el hígado elimina toxinas a través de la bilis y contribuye a regenerar la célula hepática; la Menta por su efecto refrescante y descongestionante sobre el hígado; la Fumaria porque favorece la secreción y evacuación biliar y tiene propiedades antiespasmódicas. Suelen formar parte de fórmulas para completar y equilibrar su efecto. Se toman un tiempo determinado como complemento de un plan de depuración, pero tienen una eficacia limitada si los hábitos dietéticos y de vida son poco saludables y no se modifican.

Isabel Fernandez del Castillo. Diplomada en Medicina Tradicional China Especialista en Nutrición y Dietética Aplicada

Artículo extraído de www.holistika.net

 
                            www.nahualkuma.com.ar